La UCLM y la Fundación Caja Rural CLM analizan la situación económica de Talavera y comarca

La profesora Leticia Blázquez (autora) con algunos de los asistentes a la presentación del informe

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha, han presentado este lunes el informe ‘Análisis de la Situación Económico-Empresarial de Talavera y su Comarca: Retos y Alternativas de Mejora’, en el que han alertado sobre la “situación de extrema debilidad económica” que sufre Talavera de la Reina, reflejada en unas elevadas y sostenidas tasas de paro y una considerable vulnerabilidad para amplias capas de la población.

En este sentido, aconsejan diversificar el tejido productivo reforzando las industrias tradicionales, particularmente la agroalimentaria, e impulsar la captación de nuevas empresas de contenido tecnológico más dinámicas, innovadoras y demandantes de empleo de mayor cualificación. Así lo destacaron en la presentación la directora de la Fundación Caja Rural CLM, Ana López-Casero, y la vicerrectora de Internacionalización y Formación Permanente de la UCLM, Fátima Guadamillas, directora de la ‘Cátedra de Innovación y Desarrollo Cooperativo y Empresarial UCLM-Fundación Caja Rural CLM’, que ha impulsado el estudio elaborado por los profesores Leticia Blázquez Gómez, Juan Antonio García Martín y Belén Ruiz Sánchez.

El acto de presentación contó con la presencia del alcalde de Talavera de la Reina, Jaime Ramos; del delegado de la Junta en la ciudad, David Gómez; de la decana de la Facultad de Ciencias Sociales, Vicenta Rodríguez; del director de Relaciones Institucionales de Caja Rural CLM, Miguel Ángel Escalante; del secretario general de la Federación Empresarial Toledana (FEDETO), Manuel Madruga, y los autores del informe, entre otros.

El estudio analiza la situación económica y empresarial de 62 municipios de la comarca de Talavera y su evolución desde el inicio de la crisis financiera internacional hasta la actualidad. El objetivo ha sido poner de manifiesto los recursos de la comarca, las características de su tejido productivo, la situación de los hogares y el clima empresarial percibido por sus empresarios, “claves para revertir la actual coyuntura”.

Del mismo se desprende que “la crisis iniciada en 2007 ha tenido un efecto particularmente pernicioso en Talavera de la Reina y su comarca”, debido sobre todo a una estructura productiva especializada en la construcción y el comercio, dos sectores con un componente cíclico muy significativo. Adicionalmente, “la falta de un tejido industrial suficientemente amplio y diversificado ha impedido que los rigores de la crisis en estas dos ramas de actividad hayan sido amortiguados por la industria”, señalan los autores del informe.

Más bien subrayan que ha pasado lo contrario, ya que “empresas manufactureras vinculadas al sector de la construcción han tenido un peso significativo en la industria talaverana, sufriendo, por tanto, los efectos de arrastre del desmoronamiento del sector constructor”. Los profesores de la UCLM añaden que “el sector primario, aunque ha dotado de cierta estabilidad económica a la comarca, adolece de serios problemas vinculados a una reducida productividad, consecuencia del pequeño tamaño de las explotaciones, el escaso desarrollo cooperativo y una ineficiente explotación de los recursos hídricos”.

A su juicio, la recuperación de Talavera y comarca pasa necesariamente por el afianzamiento del tejido industrial, lo que promovería una mayor actividad de los servicios no comerciales, derivando todo ello en un incremento del empleo y la renta disponible de los hogares. Para ello, consideran “imprescindible” un marco institucional adecuado y la apuesta “decidida y coordinada” de todas las administraciones para el reflotamiento de esta amplia área de nuestra región.