Mercedes Gallizo: “La mejor política penitenciaria es una buena política social”

La ex secretaria general de prisiones participa en el Aula Penitenciaria de la UCLM

Mercedes Gallizo, en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de Ciudad Real

La ex secretaria general de Instituciones Penitenciarias Mercedes Gallizo considera que el desarrollo de políticas sociales que garanticen el acceso a derechos fundamentales como el de la educación constituye una eficaz estrategia para prevenir el delito. La que fuera máxima responsable de las prisiones españolas entre 2001 y 2001 ha participado en el Aula Penitenciaria de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) en el Campus de Ciudad Real.

“La mejor política penitenciaria es una buena política social”. La ex secretaria general de Instituciones Penitenciarias entre 2004 y 2011, Mercedes Gallizo, ha defendido la eficacia de las medidas de protección social en la prevención del delito. Gallizo ha recordado que la mayor parte de la población reclusa española se corresponde con personas de muy escasos recursos y con baja o nula formación. “La pobreza y la marginalidad –explica- lleva a muchas personas a situaciones límite. Como decía Concepción Arenal, hay ocasiones en las que casi hace falta ser un héroe para no sucumbir a la situación en la que se vive”. Para evitar esas “situaciones límite”, aboga por “políticas sociales que ofrezcan oportunidades reales, especialmente en el acceso a la educación”.

Gallizo se ha desplazado a Ciudad Real para participar en el Aula Penitenciaria de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), el proyecto promovido por la profesora Ana Cristina Rodríguez Yagüe que pretende acercar a los estudiantes de Derecho a la realidad de las cárceles españolas. En el Aula de Juicios de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de Ciudad Real, la ex alto cargo de Interior ha hablado a los estudiantes de la realidad y los retos del sistema penitenciario español en el siglo XXI, un tema que ocupa buena parte de su libro, Penas y personas. 2010 días en las prisiones españolas, que también ha presentado en la UCLM.

La prisión, reflejo de la sociedad

Entre otras cosas, Gallizo ha apuntado que “las prisiones son un reflejo de la sociedad en la que vivimos; si se trata de una sociedad igual o desigual, respetuosa o no con los derechos humanos… La fotografía de un país puede hacerse conociendo sus prisiones”. Incidiendo en este argumento, señaló que las prisiones españolas “tienen cosas muy buenas, como su tradición respetuosa con los derechos humanos y la dignidad de los presos”.

Por contra, se refirió también al principal problema del sistema penitenciario español: el elevado porcentaje de población reclusa en relación al índice delictivo del país, y la escasa adopción de medidas alternativas a la privación de libertad.

Así, y además de defender la reinserción, Mercedes Gallizo ha subrayado la necesidad de revisar el sistema de Justicia en España para equilibrar el daño producido por un delito y sus consecuencias penales. “Creo que existe una gran desproporción en la penalización de los pequeños y los grandes delitos en materia económica”, afirma, para añadir que “no es posible que se le imponga mucha más pena a la persona que roba mil euros porque utilizó una navaja para amedrentar a la víctima, que a quien ha robado diez millones de euros valiéndose de su poder”.

Por último, Mercedes Gallizo aplaudió la iniciativa del Aula Penitenciaria de la Universidad de Castilla-La Mancha por constituir un instrumento muy útil en la formación de los futuros profesionales de la Justicia.