La UCLM participa en una investigación que mejorará la calidad de vida de los pacientes de EPOC

El grupo GENUD Toledo y el Hospital Virgen del Valle buscan voluntarios mayores de 65 años

La UCLM asume la supervisión de los programas de entrenamiento a los pacientes. Foto: INTEF

El grupo de investigación de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) GENUD Toledo, que dirigen los profesores Ignacio Ara y Luis Alegre, participa en una investigación que tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de los aquejados de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). Coordinado desde el Hospital Virgen del Valle por el doctor Francisco José García García, el estudio pretende avanzar en el tratamiento de esta patología mediante la caracterización de la condición física y composición corporal de los pacientes.

Con el apoyo de la doctora Espinosa de los Monteros del Servicio de Neumología del Complejo Hospitalario de Toledo, la UCLM y el Hospital Virgen del Valle buscan personas mayores de 65 años que padezcan EPOC para participar en una investigación que tiene por objeto mejorar su condición cardiorrespiratoria y su capacidad funcional potenciando la tolerancia del músculo al esfuerzo mediante un programa de ejercicio físico. El grupo GENUD Toledo, del que forman parte graduados y estudiantes del Máster Universitario en Investigación en Ciencias del Deporte, asume en este proyecto el diseño, la implementación y la supervisión de los programas de entrenamiento a los pacientes que, tras una evaluación médica, cumplan los requisitos clínicos.

En el Hospital Virgen del Valle tiene su sede el Estudio Toledo Envejecimiento Saludable (ETES), que bajo la dirección del doctor Francisco José García García mantiene desde hace años una línea de colaboración estrecha y estable con el grupo investigador de la UCLM GENUD Toledo, a cuyo frente se sitúan los profesores Ignacio Ara y Luis Alegre. Ambos equipos, que trabajan conjuntamente en el desarrollo de tesis doctorales y otros proyectos de investigación de alcance nacional e internacional, forman parte de la Red de Envejecimiento y Fragilidad (RETICEF), financiada por el Instituto de Salud Carlos III.