La Escuela Superior de Informática impulsa un programa de mejora de la empleabilidad de sus graduados

El centro firma con ocho empresas un convenio por el fortalecimiento de las competencias profesionales de los estudiantes

Personas asistentes a la firma del convenio FORTE

La Escuela Superior de Informática de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha firmado un convenio por el fortalecimiento de las competencias profesionales de los graduados en Ingeniería Informática para la mejora de su empleabilidad (FORTE) con ocho empresas de calado nacional asentadas en la región.

La Escuela Superior de Informática de Ciudad Real va a poner en marcha un programa de fortalecimiento de las competencias profesionales de sus graduados para la mejora de su empleabilidad (FORTE). El mismo será posible en virtud del convenio suscrito por el centro con las empresas Alarcos Quality Center, Audisec, Avanttic Consultoría Tecnológica SL, DocPath, Everis Infraestructure Technical Support, Indra Software Labs, Mundo Reader-bq y Tecnobit.

El acuerdo, ratificado por el vicerrector de Transferencia y Relaciones con Empresa de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Pedro Carrión, y el director de la Escuela Superior Informática, Eduardo Fernández-Medina, con representantes de las empresas implicadas, persigue mejorar la empleabilidad de los graduados en Ingeniería Informática, con un enfoque metodológico y tecnológico centrado en las necesidades específicas de la empresa en cuestión.

El convenio incluye la posibilidad de definir un itinerario académico para los alumnos especialmente potenciado para satisfacer la demanda de profesionales requeridas por la empresa, con asignaturas que puedan proporcionar un valor añadido al alumno; un programa de prácticas acotado a la intensificación cursada por el alumno; y la realización de un trabajo fin de grado dirigido por la empresa y tutorizado por un profesor de la Escuela.

Asimismo, el acuerdo suscrito en presencia del director general de Telecomunicaciones y Nuevas Tecnologías de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Daniel Martínez, vendrá a potenciar las capacidades lingüísticas de los alumnos si así lo requiere la empresa en función de sus necesidades de internacionalización, e incluirá un ‘programa de mentorización’ personalizada que guíe y motive al alumno.

De este convenio serán beneficiarios los alumnos de último curso de Grado que estén completando la intensificación de sus estudios y serán dos las convocatorias –en mayo y noviembre- en las que las empresas podrán publicar su oferta de prácticas para FORTE y de trabajos fin de grado, estableciéndose un calendario para que los alumnos puedan proponer su candidatura.

Las empresas adheridas al convenio se comprometen, en caso de necesitar contratar nuevo personal, a dar preferencia a aquellos alumnos que hayan participado en el mismo, siempre que hayan alcanzado los objetivos académicos especificados en él.

Tras la firma del convenio, el director de la Escuela Superior de Informática manifestó que con el mismo se quiere “llevar el aula a la empresa y la empresa al aula, para así cubrir las necesidades de las empresas y potenciar las capacidades de los estudiantes”, con el objetivo último de “contribuir al tejido empresarial y favorecer la empleabilidad de nuestros estudiantes”.

Por su parte, el vicerrector de Transferencia y Relaciones con Empresa elogió a la Escuela por esta iniciativa que es “un ejemplo a seguir y a exportar a otros centros”, ya que recordó “la Universidad nace de la sociedad y se debe a ella”, “siendo imprescindible la colaboración universidad-empresa”.

Sala de coworking

Tras la firma del acuerdo, el vicerrector de Transferencia y Relaciones con Empresas ha inaugurado la sala de coworking ‘Mónico Sánchez’, un espacio de trabajo a disposición de los alumnos de la Escuela Superior de Informática con ideas emprendedoras y que deseen llevarlas a la práctica.

La sala, ubicada en la primera planta de la Escuela, tiene capacidad para 14 puestos de trabajo y está dotada con todos los servicios que presta una oficina para que los profesionales desarrollen en ella su labor diaria: acceso a internet, línea telefónica, escritorios, cañón de proyección, pizarras y aquellos otros medios que faciliten el trabajo en equipo.