El Tribunal de Cuentas solicita a la JCCM un plan de financiación plurianual para la UCLM

Informe de fiscalización 2013-2014 de la UCLM

El Tribunal de Cuentas solicita a la Junta un plan de financiación plurianual para la Universidad regional

El informe relativo a la fiscalización de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), correspondiente a los ejercicios 2013 y 2014, hecho público por el Tribunal de Cuentas (TCu), insta a la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha a aprobar un plan de financiación plurianual que permita a la Universidad tener unas previsiones fiables de financiación, de manera que ésta pueda elaborar un plan estratégico. Entre sus hallazgos y conclusiones, el informe destaca la incertidumbre a la que se ha visto sometida la UCLM para planificar su actividad como consecuencia de la insuficiente financiación recibida y el retraso en los pagos por parte del Gobierno regional, así como por la ausencia de un marco estable de financiación y la inadecuada autorización de los costes de personal dictada por la Comunidad Autónoma para atender las nóminas de la Universidad.

El informe del máximo órgano fiscalizador del Estado llega a indicar que “la ausencia de un marco estable de financiación resulta contraria a las exigencias establecidas en la Ley Orgánica de Universidades”, así como que la inexistente o inadecuada autorización de costes de personal realizada por el Gobierno regional “impedía una planificación eficiente a la Universidad, al desconocer el gasto tan relevante como resulta ser el de personal de la institución”. Así mismo, el informe solicita a la Comunidad Autónoma el pago de las obligaciones reconocidas adeudadas a la Universidad, cuantificadas en 42,5 millones de euros al cierre del ejercicio 2015.

En cuanto a la Universidad, el TCu señala que la evolución del número de estudiantes matriculados ha sido similar al del resto de las universidades españolas en términos generales y destaca especialmente los logros alcanzados en materia de investigación e innovación por la UCLM “frente a un entorno claramente restrictivo en el que se ha movido la Investigación y Desarrollo (I+D) en España”. Así mismo, el TCu recomienda a la Universidad continuar incentivando la actividad investigadora del Personal Docente e Investigador (PDI), desarrollar dobles titulaciones y potenciar la oferta de grados bilingües dirigida a estudiantes extranjeros.

En materia de personal, el TCu señala que las contrataciones e incorporaciones realizadas por la Universidad fueron conformes a la normativa aplicable, principalmente motivadas por la implantación curso a curso de las nuevas titulaciones que se pusieron en marcha desde 2009 en distintos campus, tales como Farmacia en Albacete, Medicina en Ciudad Real, Periodismo en Cuenca, Arquitectura en Toledo y Enfermería en Talavera. Asimismo, el TCu destaca el cumplimiento de las obligaciones docentes por parte del profesorado de acuerdo con las horquillas fijadas por la normativa en materia de universidades. Como recomendaciones, el TCu señala la necesidad de incidir en políticas activas de igualdad efectiva de hombres y mujeres dentro de la Universidad tanto en composición de la plantilla, como en participación en órganos de gobierno.

Respecto a la gestión, el TCu valora positivamente las cuentas anuales presentadas por la Universidad y destaca el funcionamiento de los servicios de control interno, haciendo recomendaciones relacionadas con una mejor motivación de la necesidad en los contratos públicos, cambios en el procedimiento establecido para seleccionar la auditora externa de la Universidad o una mayor interrelación con la Intervención General de Castilla-La Mancha en materia de controles financieros.

En una valoración de estos resultados, Manuel Villasalero, vicerrector de Economía y Planificación, ha indicado que “después de revisar dos ejercicios económicos durante meses de trabajo, un órgano externo a la Universidad, como es el Tribunal de Cuentas, respalda con sus conclusiones y recomendaciones lo que la institución académica ha venido señalando respecto a la necesidad de una financiación suficiente, estable y predecible, que tenga en cuenta de forma realista los costes de personal y nos permita programar nuestra actividad de acuerdo con un plan estratégico”. Villasalero ha añadido que “además, el informe del TCu encuentra en líneas generales que la UCLM ha cumplido sus funciones y obligaciones conforme a la ley y ha gestionado bien sus recursos en un contexto muy complicado, obteniendo resultados docentes e investigadores por encima de la media de las universidades españolas en la mayoría de las cuestiones analizadas”.

En esta etapa 2013 y 2014, es la primera vez que la UCLM se vuelve a someter a la fiscalización del TCu, desde que la Sindicatura de Cuentas de Castilla-La Mancha fiscalizara por última vez el ejercicio 2012 antes de su desaparición. El informe completo, que consta de 136 páginas, puede consultarse en la página web del TCu, así como en el portal de transparencia de la Universidad. En el espacio en Internet http://finance.uclm.es está disponible información adicional sobre la financiación de la universidad y la investigación en Castilla-La Mancha, el cual recoge publicaciones regulares con análisis comparados, estadísticas, informes y estudios sobre estas materias.