El rector de la UCLM clausura un curso de verano enfocado a la mejora del desarrollo turístico en España

Celebrado en el Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha

Clausura del curso

El rector de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Miguel Ángel Collado, acompañado por la secretaria de Estado de Justica, Carmen Sánchez-Cortés, ha clausurado en Cuenca el curso de verano ‘Justicia y turismo: España, un país seguro para todos’. Actividad que ha analizado la seguridad en el turismo como factor del desarrollo y símbolo distintivo de calidad en España

El rector de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Miguel Ángel Collado, ha clausurado en Cuenca el curso de verano ‘Justicia y turismo: España, un país seguro para todos’. Actividad que ha analizado durante dos jornadas de trabajo la seguridad en el turismo como factor de su desarrollo y símbolo distintivo de calidad; además de estudiar, desde una perspectiva multidisciplinar e interinstitucional, los instrumentos actuales para la garantía de la seguridad y las diferentes propuestas de medidas para su fortalecimiento.

Acompañado por la secretaria de Estado de Justicia, Carmen Sánchez-Cortés; Palmira Delgado, decana del Colegio de Notarios de Castilla-La Mancha; y María Ángeles Zurilla, vicerrectora de Cultura y Extensión Universitaria, Collado ha señalado que durante este curso se ha incidido en cómo el sector turístico español se ha erigido en un sector dinamizador de la economía, generador de empleo, a la vez que instrumento indispensable para la difusión de la cultura, tradiciones y lenguas, así como para favorecer las relaciones entre ciudadanos de diferentes países.

En este sentido, Collado ha recalcado el apunte adelantado por Sánchez-Cortés, y ha resaltado el valor y la importancia de un curso un año en el que España se ha consolidado como potencia mundial en el sector turístico.

‘Justicia y turismo: España, un país seguro para todos’ ha profundizado durante estas dos jornadas en la constante progresión del turismo; cimentada en la consolidación y el aumento cuantitativo de la oferta. Si bien las bases de su crecimiento se asientan en el establecimiento de nuevas iniciativas más especializadas, con un mayor nivel de calidad y que respetan los principios de sostenibilidad y respeto al medio ambiente.

Asimismo, diversas ponencias y mesas redondas han ayudado a entender uno de los presupuestos básicos y estructurales del desarrollo de un turismo de calidad: la garantía de la seguridad. En este sentido se ha hecho hincapié en la Declaración de la Haya de 1989, cuyo principio VII afirma que “la seguridad, el respeto de la dignidad y la protección de los turistas son requisitos previos del desarrollo turístico”.