El embajador de Noruega habla en la UCLM de la implicación de su país en procesos de reparación de paz

La Facultad de Derecho y Ciencias Sociales celebra la cuarta sesión del Seminario Universidad y Desarrollo

De izqda. a dcha.: Johan Christopher Vibe y Juan Ramón de Páramo

Los conflictos, los derechos humanos y la construcción de la paz centraron la cuarta de las sesiones de los seminarios Universidad y Desarrollo que se celebran en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de Ciudad Real. La actividad contó con la presencia de Johan Christopher Vibe, embajador de Noruega en España, país implicado en la pacificación de estados internacionales afectados por un conflicto armado. Junto a él también participaron el director Amnistía Internacional, Esteban Beltrán, y el codirector del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria, Jesús Núñez.

El embajador de Noruega en España, Johan Christopher Vibe, explicó hoy a un grupo de alumnos de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de Ciudad Real las razones que han llevado a este país europeo a liderar distintas gestiones diplomáticas en el exterior, encaminadas a solucionar conflictos armados que se suceden en todo el mundo y a promover procesos de paz.

Durante su intervención en los seminarios Universidad y Desarrollo que organiza el Instituto de Resolución de Conflictos de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), en colaboración con la Fundación General de la institución académica, el embajador recordó que Noruega viene trabajando en procesos de paz desde principios de los años 90 del siglo pasado con el inicio de las negociaciones para la declaración que estableció el reconocimiento mutuo entre Israel y Palestina, realizadas en secreto en Oslo y que finalmente no dieron los resultados deseados. A ellos siguieron otros como los procesos de Guatemala, Sri Lanka o el más actual, el de Colombia.

En este sentido, Vibe desglosó las tres razones fundamentales por las que Noruega ha hecho de la promoción de la paz internacional una meta explícita de su política exterior. La primera, dijo, “humanitaria”, dado el elevado coste de vidas que conlleva todo conflicto; la segunda, porque “creemos que las negociaciones son una forma eficiente de solucionar los problemas, pues los conflictos nunca se pueden resolver únicamente con armas”; y la tercera, porque “los países occidentales debemos estar concienciados de que aquellos conflictos que nos parecen tan lejanos pueden tener efectos inmediatos para nuestra sociedad”.

Por último, el embajador noruego en España, que estuvo acompañado durante su participación en el seminario por el director del Instituto de Resolución de Conflictos, Juan Ramón de Páramo; y por su homólogo de la Fundación General, Eliseo Cuadrao, aseguró que España es uno de los países europeos “más activos” en la participación de reparaciones de paz.

La cuarta sesión de los seminarios Universidad y Desarrollo contó también con la participación del director Amnistía Internacional, Esteban Beltrán, quien planteó las contradicciones que existen entre derechos humanos y paz. A este respecto indicó que uno de los errores más comunes al término de un conflicto es optar por la impunidad, cuando ésta “es la mejor gasolina para alimentar nuevos conflictos”. “Lo importante –aseguró– es que se sepa la verdad y que haya justicia y reparación a las víctimas”,

Junto a sendos ponentes intervino el codirector del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria, Jesús Núñez, quien habló de qué significa poner en marcha instrumentos que traten de resolver, por vía no violenta, conflictos en un mismo estado o entre varios.

Los seminarios Universidad y Desarrollo concluirán el próximo día 29 con una sesión sobre la gobernanza y la nueva agenda del desarrollo.