Comunicado de la Universidad de Castilla-La Mancha

Comunicado de la UCLM

Rectorado

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), habiendo detectado indicios de prácticas irregulares que podrían ir en menoscabo del patrimonio de la Universidad, ha interpuesto una querella contra tres funcionarios que estarían supuestamente implicados en tales prácticas. La querella ha sido admitida a trámite y se está instruyendo en sede judicial.

Los indicios de prácticas irregulares han sido puestos de manifiesto en el ámbito de las auditorías que realiza la Unidad de Control Interno de la UCLM para asegurar el correcto uso de sus fondos públicos. Las actuaciones internas de control se iniciaron en el año 2012, a partir de hechos detectados en el transcurso de los trabajos incluidos en el Programa Anual de Control Interno 2011, habiéndose extendido a lo largo de dos años dado el alcance y la complejidad de las prácticas objeto de control. A la luz del resultado de tales actuaciones, el Rectorado de la UCLM acordó la interposición de la citada querella, que ha sido admitida a trámite.

Entre otras medidas adoptadas, la Universidad ha acordado la suspensión cautelar de funciones a estos funcionarios por la gravedad que podrían revestir los hechos que se siguen contra ellos en sede judicial, quienes no contaban con capacidad para comprometer gastos ni ordenar pagos desde el inicio de las actuaciones internas de control en 2012.

Por respeto al proceso judicial y a las autoridades judiciales, la UCLM no puede proporcionar detalles adicionales en esta fase procesal sobre las personas implicadas, los supuestos delitos cometidos, el montante de fondos públicos afectados o las prácticas empleadas, comprometiéndose a informar a la comunidad universitaria y a la sociedad tan pronto como sea posible.

Miguel Ángel Collado ha coordinado las actuaciones relativas a este procedimiento desde su nombramiento como rector en diciembre de 2011, respetando el criterio independiente de los auditores internos en el transcurso de las actividades de control realizadas e impulsando la interposición de la querella ante los hechos puestos de manifiesto.

Mediante este comunicado, el rector manifiesta su firme compromiso con los principios de honestidad y transparencia en el ejercicio de la función pública, su determinación y la de todo su equipo de gobierno para actuar ante cualquier práctica irregular que pudiera detectarse, así como su convicción y confianza en el papel que juegan los sistemas de control internos y externos para asegurar el correcto funcionamiento de la Universidad.