Estudiantes de Arquitectura recrean el caballo de madera del Quijote para defender la artesanía

Clavileño tiene un carro para su recorrido hasta la plaza de Zocodover, en Toledo

Clavileño recreado por los estudiantes de Arquitectura

Estudiantes de segundo curso de Arquitectura en la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), coordinados por el profesor Javier Vellés, han recreado a Clavileño, el caballo de madera que aparece en el Quijote, atendiendo a un encargo formulado por el grupo de teatro universitario del Campus de Toledo ‘Malaestirpe’ y el Vicerrectorado de Cultura y Extensión Universitaria, que incluye la iniciativa entre los actos conmemorativos del cuarto centenario de la segunda parte de esta obra.

Participaron en la construcción ocho grupos de cinco alumnos cada uno, quienes asumieron la ejecución del caballo en una serie de partes (cabeza, pata delantera derecha, pata delantera izquierda, cuerpo y patas traseras) que finalmente fueron ensambladas.

La elaboración comenzó con la fase de documentación en Internet, de la que se obtuvieron 50 imágenes de Clavileño. Sobre ellas elaboraron dibujos y bocetos que dieron lugar al diseño de piezas por ordenador. Después obtuvieron plantillas en papel que fueron transferidas a tableros de madera. Cortar, lijar, ensamblar, encolar y atornillar fueron los últimos pasos de un caballo que también dispone de un carro para su recorrido hasta la plaza de Zocodover, en Toledo. Una alumna ha documentado todo el proceso mediante fotografías y vídeo.

Para el director de la Escuela de Arquitectura de la UCLM, Juan Ignacio Mera, este Clavileño es la manera en que el centro hace frente a las impresoras 3D y el mundo virtual. “Debemos creer más en el valor de la artesanía. Estamos en un lugar donde existe y es un valor en alza que dará mucho trabajo en el futuro. Estamos convencidos de que todo se puede conseguir con entusiasmo y buen ambiente”, dice.