Fernando Rubio y Rafael Izquierdo reciben el premio ‘Proyecto Emprendedor 2016’

Su proyecto está basado en unas gafas de realidad virtual y un móvil para tratar a pacientes que sufren ojo vago.

0
279

El doctorando en Ingeniería Informática especializado en Inteligencia, Fernando Rubio Perona, y el ingeniero Industrial Rafael Izquierdo Blanco, ambos formados en la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), han recibido el premio ‘Proyecto Emprendedor 2016’ por su trabajo Virtua Visión, que tiene por objeto la creación de terapias y ejercicios visuales para pacientes que sufren ojo vago mediante el uso de gafas de realidad virtual. En esta nueva convocatoria quedó como finalista Jesús García Mora por su trabajo Paddfit, un brazalete inteligente capaz de analizar la actividad física de juego del deporte del pádel.

Muy ilusionados recibían los autores este premio, que les sirve, según indicaron, como motivación “para seguir adelante con este proyecto”. Un impulso motivador y una oportunidad para “hacer algo que realmente nos gusta y seguir avanzando en nuestro trabajo”, indicaron.

Explican los premiados en su trabajo que dichas terapias se deberán de adaptar a las edades de los pacientes, puesto que son patologías que aparecen en la infancia. “La versatilidad existente en la creación de entornos virtuales posibilita adaptar las soluciones a los requerimientos del médico especialista (estrabólogo) y a los ejercicios que estime más convenientes para cada paciente”-indican.

Las gafas de realidad virtual se basan en enviar una imagen diferente a cada ojo para

que luego el cerebro interprete una imagen tridimensional. “Esta capacidad de controlar lo que ve cada ojo es esencial para crear terapias personalizadas con el fin de ejercitar la vista en pacientes que sufran de ojo vago”-continúan.

Los ejercicios serán vigilados constantemente por estrabólogos para analizar la

evolución del paciente. Dada la versatilidad que proporciona el software, se podrán

realizar calibraciones durante el propio ejercicio en caso de ser necesario. Los autores han preparado un equipo para realizar esta terapia que constará de un visor de realidad virtual y un dispositivo móvil, “lo que facilitará el transporte del equipo a donde se encuentre el paciente en caso de tener problemas de movilidad”.

La entrega del premio corrió a cargo de la vicerrectora de Transferencia e Innovación, Ángela González, durante un acto en el que también se reconoció el trabajo del ingeniero Industrial Jesús García Mora, quien quedó finalista gracias a su proyecto Paddfit, un brazalete inteligente capaz de analizar la actividad física de juego del deporte del pádel.

El objetivo del Premio Proyecto Emprendedor persigue fomentar el espíritu emprendedor en la comunidad universitaria y estimular la iniciativa empresarial.