La Escuela de Ingeniería Minera e Industrial de Almadén construirá un nuevo coche eléctrico más eficiente para competir en la Shell Eco-marathon

El proyecto EIMIA-CAR 3 se adaptará a la nueva normativa de la competición y contará con el apoyo del Vicerrectorado de Docencia

Uno de los vehículos con los que la Escuela de Almadén participó en competiciones anteriores

La Escuela de Ingeniería Minera e Industrial de Almadén (EIMIA) de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) diseñará y construirá un nuevo vehículo experimental eléctrico más eficiente adaptado a la nueva normativa que exige la Shell Eco-marathon, a fin de participar en la próxima edición. Ésta es una competición mundial, en la que ya tiene experiencia el centro de la Universidad regional, y en la que equipos de estudiantes compiten por conseguir que sus monoplazas recorran una mayor cantidad de kilómetros con el menor consumo de combustible posible. El nuevo coche EIMIA-CAR3 contará con el apoyo del Vicerrectorado de Docencia.

La Escuela de Ingeniería Minera e Industrial de Almadén (EIMIA) tiene la mente puesta en la próxima Shell Eco-marathon, una competición única en la que ya ha participado el centro de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) en ediciones anteriores y que desafía a estudiantes de todo el mundo a diseñar, construir y conducir un coche eficiente y seguro.

Para ello, profesores y estudiantes de la Escuela de Ingeniería Minera e Industrial de Almadén construirán un nuevo prototipo de vehículo eléctrico, EIMIA-CAR 3, ya que la organización la Shell Eco-marathon ha variado la normativa de participación de los equipos y sus monoplazas y los coches del centro de la UCLM no cumplen los requisitos establecidos.

Concretamente, la normativa de la Shell Eco-marathon se ha vuelto más restrictiva a las inspecciones técnicas y de seguridad ya existentes que tenían que superar los vehículos para participar en la competición. Además, los coches no pueden contar con sistemas comerciales de control, sino que han de ser diseñados por los centros docentes participantes; y deben contar con sistemas de dirección delantero. El prototipo actual de la EMIA no se ajusta a estos dos últimos requisitos, por lo que se han fijado construir uno nuevo con un motor mucho más eficiente que los utilizados hasta el momento; diseñar su fuente de alimentación, así como el chasis que la soporte y, por consiguiente, el carenado.

El diseño, simulación y fabricación del coche EIMIA-CAR 3 correrá a cargo de los estudiantes y formará parte de sus trabajos fin de grado que dirigirán los profesores implicados en este nuevo reto. Ambas partes tendrán que coordinarse para conseguir un vehículo más eficiente. Su trabajo se basará en metodologías activas de aprendizaje (trabajo cooperativo, estudio de casos y aprendizaje basado en problemas y en proyectos) y en las experiencias desarrolladas en las distintas competiciones anteriores, y quedará reflejado en la construcción del tren motriz y directriz, chasis, carenado, sistema de control del motor, sistema eléctrico y fuente de alimentación del vehículo.

El proyecto de la Escuela de Ingeniería Minera e Industrial de Almadén cuenta con el apoyo del Vicerrectorado de Docencia a través de la convocatoria de ‘Ayudas para acciones coordinadas de estudiantes de Grado y Máster en proyectos de especial relevancia que participen en concursos, competiciones o certámenes nacionales e internacionales”.

La Shell Eco-marathon 2016 se disputará en Manila (Filipinas), Michigan (EEUU) y Londres (Reino Unido). El objetivo de la escuela de la UCLM es participar en la competición europea.