Profesores de la UCLM elaboran el primer Libro Blanco de la Economía Social de Castilla-La Mancha

El documento sienta las bases para el desarrollo de políticas sostenibles y para la nueva estrategia de futuro del Gobierno regional en la materia

Presentación del I Libro Blanco de Economía Social de Castilla-La Mancha. © Gabinete de Comunicación UCLM

Castilla-La Mancha cuenta ya con el I Libro Blanco de la Economía Social. El documento, realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), recopila datos estadísticos del sector de la Economía Social en la región y servirá de base al Gobierno de Castilla-La Mancha para el diseño de la estrategia de futuro en esta materia. El libro ha sido presentado en el Campus de Toledo por el rector de la Universidad regional, Julián Garde; la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco; y los coordinadores, los profesores Inmaculada Carrasco y Felipe Hernández Perlines.

Un equipo multidisciplinar de investigadores de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) han elaborado el primer Libro Blanco de la Economía Social de la región, un documento que recoge información sobre los diferentes tipos de empresas y entidades del sector y servirá de punto de partida y base para el planteamiento de políticas que deriven en el desarrollo sostenible de nuestra comunidad autónoma. 

El nuevo Libro Blanco de la Economía Social de Castilla-La Mancha, dirigido por los profesores Inmaculada Carrasco Monteagudo y Felipe Hernández Perlines, ha sido presentado hoy por el rector de la UCLM, Julián Garde; la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco; y los coordinadores de la iniciativa, en un acto celebrado en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales del Campus de Toledo, en el marco de la II Semana Universitaria de la Economía Social que organiza el Centro Internacional de Investigación e Información sobre la Economía Pública, Social y Cooperativa (CIRIEC).

El Libro Blanco, en palabras de sus coordinadores, es un “hito” para el estudio de la Economía Social de Castilla-La Mancha, que ha permitido “conocerla mejor” y que nace con vocación de “continuidad” para seguir profundizando en los aspectos cuantitativos y cualitativos, siendo “el germen de futuras investigaciones y trabajos centrados en este tipo de empresas y entidades en las que lo relevante son las personas”. 

Al respecto del libro, el rector de la UCLM ha asegurado que éste es un documento que reivindica el papel de la Economía Social en el desarrollo social, económico y de participación ciudadana de la región y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Julián Garde ha mostrado abiertamente su satisfacción porque este libro salga “de la UCLM y de sus académicos”, convencido de que la Universidad “está para eso” y las “instituciones con estas herramientas que nosotros le aportamos deben gestionar sus políticas”. 

Por su parte, Patricia Franco ha destacado que esta “magnífica obra” da cuenta del “crisol de entidades” que tiene la región en materia de Economía Social y ha afirmado que constituye un buen punto de partida para “dibujar” la nueva estrategia autonómica en esta materia.

El Libro Blanco de la Economía Social de Castilla-La Mancha ha sido incluido en la agenda de Toledo como Capital Europea de la Economía Social 2020 y ha sido elaborado siguiendo la metodología propuesta por CIRIEC-España, -al igual que los de Valencia, Galicia y Aragón-, la cual permitirá hacer un análisis comparado entre los datos más relevantes de las diferentes comunidades autónomas. En el mismo se distinguen tres partes. 

En la primera, los autores analizan el marco jurídico de la Economía Social de Castilla-La Mancha, que es “muy prolijo” en leyes, decretos, resoluciones y órdenes. La segunda, desgrana las cifras más relevantes relativas a las empresas de mercado (cooperativas, sociedades laborales y sociedades agrarias de transformación) y a las entidades de no mercado (asociaciones, fundaciones),… En este punto, se da cuenta de la importancia de esta economía solidaria en la región a través de las casi 7000 empresas y entidades que operan en ella, que dan empleo a más de 40 000 personas y que generan más de 500 000 millones de euros de Valor Añadido Bruto (VAB).

La tercera parte del libro analiza la importancia del cooperativismo en uno de los sectores de mayor trascendencia para Castilla-La Mancha como el del vino. Igualmente, estudia la vinculación entre Economía Social y el desarrollo local y la fijación de población proponiendo soluciones para resolver el problema de la despoblación y dedica un apartado a las fuentes de datos de la Economía Social. En él, sus autores advierten que uno de los grandes problemas para el estudio de la Economía Social es el acceso a fuentes de datos para un análisis adecuado y consideran conveniente contar con una base de datos propia en Castilla-La Mancha a modo de observatorio. Por último, en esta tercera parte se recogen aportaciones desde el sector de la Economía Social. 

El Libro Blanco de la Economía Social de Castilla-La Mancha ha sido realizado por los profesores de la UCLM Miguel Ángel Alarcón, Inmaculada Buendía Martínez, Beatriz Calderón Milán, María José Calderón Milán, Marcos Carchano Alcaraz, Sebastián Castillo Valero, José Antonio Prieto Juárez, bajo la dirección Felipe Hernández Perlines e Inmaculada Carrasco. En el mismo, se ha contado con la colaboración de los representantes de las asociaciones más relevantes de la Economía Social. En su presentación, además de los citados, han intervenido también Adoración Mozas, presidenta de CIRIEC-España; José Luis Monzón, director general de CIRIEC-España; y Juan Miguel del Real, presidente de la Confederación de Asociaciones de Empresas de Economía Social de Castilla-La Mancha.