La UCLM y la Fundación Eurocaja Rural unen fuerzas para luchar contra el coronavirus

En el marco del programa de mecenazgo impulsado desde la institución académica

Antiguo palacio de Lorenzana, sede del Vicerrectorado de Internacionalización y Formación Permanente, en Toledo. © Gabinete de Comunicación UCLM

En virtud de un acuerdo adoptado este mes de abril, todo el presupuesto que la Fundación Eurocaja Rural dedica anualmente a la financiación de actividades universitarias servirá para intensificar la lucha contra la COVID-19. Esta dotación se destinará fundamentalmente a fabricación de respiradores compactos y equipos de protección sanitaria, elaboración de pruebas preparatorias de diagnóstico e investigación para encontrar una cura, tratamiento y vacuna.

La Fundación Eurocaja Rural y la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) desarrollan conjuntamente labores de mecenazgo, investigación y divulgación cada año, con el objetivo de detectar y retener el talento en la comunidad autónoma, así como impulsar la investigación y el conocimiento en cualquiera de sus dimensiones. “Pero en esta ocasión, debido a la gravedad de la situación, han decidido destinar todo el presupuesto que la Fundación destina anualmente a la UCLM a esta única finalidad, corroborando su sensibilidad y compromiso por ayudar a solventar esta situación de alarma en nuestro país”, señalan desde la entidad bancaria.

Esta aportación se enmarca en del programa extraordinario de mecenazgo puesto en marcha por la UCLM, cuyos fondos se están dedicando al diseño y fabricación de respiradores compactos, elaboración por impresión 3D de material de protección para sanitarios, realización de pruebas para diagnósticos de la COVID-19 o la recogida y traslado de mascarillas, guantes, batas y otros elementos de protección sanitaria. En última instancia, podría concretarse en el acondicionamiento y equipamiento de instalaciones de la Universidad para su implantación como hospitales de campaña. Así mismo, la Universidad participa en distintos proyectos de búsqueda de una vacuna o tratamiento, junto con todos los agentes de la comunidad científica.

Los miembros de la comunidad universitaria desarrollan de manera voluntaria estas iniciativas, pero un equipo designado por los órganos de gobierno de la UCLM se encarga de su organización, así como de la coordinación de la entrega y donación de equipos y material de protección a las autoridades sanitarias y hospitales en Castilla-La Mancha.