La UCLM conmemora el centenario de Delibes con una muestra bibliográfica en el Campus de Toledo

En colaboración con el Ateneo Científico y Literario

Una de las ocho vitrinas que componen la muestra. © Gabinete de Comunicación UCLM

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) acoge en la biblioteca de la Fábrica de Amas una exposición bibliográfica que conmemora los cien años del nacimiento de Miguel Delibes, escritor vallisoletano autor de El camino, Las ratas o Cinco horas con Mario, entre otras grandes obras. La muestra incluye primeras ediciones y cuenta con el apoyo del Ateneo Científico y Literario de Toledo.

La exposición arranca con la vitrina Delibes y el Cine, que recoge algunas de las novelas llevadas al cine y a la televisión (La sombra del ciprés es alargada, El camino, Mi idolatrado hijo Sisí, Las ratas, Cinco horas con Mario, El príncipe destronado, Los santos inocentes, etc.). A continuación se exponen las obras más aclamadas, entre las que destacan Cartas de amor de un sexagenario voluptuoso, El hereje o Parábola del náufrago, entre otras. 

La exposición incluye también algunos de los cuentos y relatos publicados por Delibes, ejemplos reconocidos de “maestría literaria”. Entre estos destacan En una noche así y  La mortaja, adaptados ambos a la televisión, y los cuentos que se recopilaron bajo el título de Viejas historias, “ofreciendo una magnífica descripción costumbrista de las tierras castellanas, que tan importantes fueron en toda la obra de Delibes, no ya solo como marco geográfico, sino como verdaderas protagonistas de sus novelas, su narrativa breve y sus ensayos”. 

La faceta de Delibes como cazador se muestra en otra vitrina, “un cazador de pueblo, que sale los domingos a por una liebre o unas perdices, conoce profundamente a la madre Naturaleza, la cuida y la respeta”, según los promotores de la exposición. El autor transmite esta experiencia en obras como Dos días de caza, Aventuras, venturas y desventuras de un cazador a rabo,  Con la escopeta al hombro o la célebre Diario de un cazador, así como los ensayos La caza en España o Un mundo que agoniza, “en el que nos muestra su rechazo por el progreso alocado que deteriora la vida natural, las especies y la vida”.

La obra de Delibes volcada a otras lenguas tiene su espacio en la vitrina que muestra El hereje en portugués, Señora de rojo sobre fondo gris en rumano, Madera de héroe en francés o Los santos inocentes en griego. Destaca un ejemplar en portugués de Los santos inocentes, con un estudio introductorio del profesor Fernández Delgado, presidente del Ateneo de Toledo. También hay hueco para las publicaciones sobre el autor y sus obras, como las recogidas en las revistas Donaire y El Urogallo, o el estudio que le dedicó el filólogo estadounidense Edgar Pouk, el libro de conversaciones con César Alonso de los Ríos o el libro que escribió sobre él Paco Umbral en 1970.

El recorrido acaba con algunos libros sobre la vida de Delibes. Algunos suyos, como Un año de mi vida, Por esos mundos o Pegar la hebra, y otros como el que le dedicó el  Ministerio de Cultura en 1991, con motivo de la concesión del Premio Nacional de las Letras Españolas, o el libro de fotografías dedicado por un grupo de fotógrafos españoles cuando le concedieron el  Premio Cervantes en 1993.