La Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de Ciudad Real celebra una jornada para entender los porqués de la guerra en Ucrania

Un profesor de la Universidad de Odesa, huido de su país, ha compartido su experiencia en la UCLM

0
35

Entender las razones que han llevado a la invasión de Ucrania por parte Rusia desde una perspectiva multidisciplinar ha sido el objetivo de la jornada ‘Guerra y paz: Derecho y economía” que se ha celebrado hoy en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales del Campus de la Universidad de Castilla-La Mancha en el Campus de Ciudad Real. Inaugurada por el rector de la Universidad regional, Julián Garde, la actividad ha contado entre sus ponentes con un profesor universitario ucraniano que huyó de su país tres días después de la invasión.

La Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) en el Campus de Ciudad Real ha celebrado en el día de hoy la jornada ‘Guerra y paz: Derecho y economía’, una actividad con la que se ha querido dar a conocer a la comunidad universitaria, en particular, y a la ciudadanía en general, los orígenes y las razones del conflicto desde una perspectiva geopolítica, social, jurídica, económica y militar.

“Se trata de no limitarnos a experimentar la pasión de la solidaridad, sino también a entender lo que ocurre y por qué ocurre, y calificarlo jurídicamente”, ha explicado el profesor de Derecho Penal de la UCLM Luis Arroyo Zapatero, quien ha explicado que la intención es que esta jornada derive en un posible seminario en los primeros días de septiembre.

Arroyo, promotor de la actividad que ha organizado la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, la Delegación de Estudiantes del propio centro y la Subdelegación de Defensa de Ciudad Real, ha asegurado que “lo que está sucediendo es una guerra criminal de agresión y se están cometiendo delitos contra la humanidad y delitos de guerra” y ha añadido que “lo importante es cómo evitar que esto se amplíe y cómo conseguirlo y para eso hay que entender la geopolítica”.

De su lado, el rector de la UCLM, Julián Garde, encargado de inaugurar la jornada, ha manifestado que el sistema universitario español “no quiere permanecer ajeno al problema, sino ser parte de la solución”. En este contexto, ha explicado, los distintos centros de la Universidad regional están organizando una serie de seminarios y jornadas para dar a conocer a los estudiantes y a la sociedad los orígenes del conflicto actual en Ucrania desde una perspectiva transversal.

Garde ha indicado que en algún momento “ojalá sea antes que después, la guerra va a finalizar” y, para entonces, “tenemos que estar preparados para buscar soluciones”, porque habrá que “contribuir de una manera solidaria al día a día de las personas que allí -en Ucrania- la sufren, pero también a la reconstrucción de Europa, que como consecuencia del conflicto está atravesando una crisis que nunca imaginaríamos ocurriría en el siglo XXI”.

Testigo directo

Entre los ponentes en la jornada destacaba la participación del catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Odesa (Ucrania) Viacheslav Tuliakov, que abandonó Ucrania el pasado 27 de febrero, tres días después de la invasión rusa, y que hoy ha querido compartir con los asistentes su experiencia.  De forma previa a su intervención, Tuliakov ha hecho público ante los medios de comunicación su agradecimiento a la Universidad de Castilla-La Mancha por acogerle durante esta jornada y ha explicado que el mensaje a trasladar a los oyentes durante su charla se centrará “en la paz y la amistad”.

Según sus palabras, “la paz y el derecho son la justicia y, especialmente, el Derecho Penal se encargará de hacer justicia en mi país, que es lo que todos esperamos ante esta situación», ha añadido.

Junto al profesor Viacheslav Tuliakov han participado profesores, oenegés, militares y abogados, quienes han prestado atención al orden geopolítico mundial hasta el 1 de enero de 2022, a las tensiones entre el Este y el Oeste, al conflicto actual visto como una guerra de agresión, a las armas de esta guerra, a los crímenes de guerra y de lesa humanidad, a las víctimas civiles, a la organización de la solidaridad, a las consecuencias económicas del conflicto en Ucrania, a la guerra y la negociación de la salida al conflicto y a la formación de un ejército europeo.