El rector conoce los trabajos arqueológicos realizados por estudiantes de la UCLM en los yacimientos de Alarcos y Noheda

Dos de los siete proyectos conseguidos este año por la institución en la convocatoria regional de ayudas a la investigación arqueológica y paleontológica

0
103

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) consiguió este año siete proyectos de investigación arqueológica y paleontológica en el marco de la convocatoria pública realizada por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte. El rector de la Universidad regional, Julián Garde, ha visitado dos de ellos, concretamente los yacimientos de Alarcos y Noheda en Ciudad Real y Cuenca, respectivamente, donde ha conocido de primera mano los trabajos realizados por los estudiantes e investigadores que participan en las intervenciones de excavación.

El rector de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Julián Garde, ha visitado el yacimiento arqueológico de Alarcos en Ciudad Real y la villa romana de Noheda en la provincia de Cuenca, dos de los siete proyectos de investigación arqueológica y paleontológica conseguidos por la institución académica en el marco de la convocatoria pública realizada por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte para el año 2021

Julián Garde se ha interesado por el trabajo desarrollado in situ por estudiantes e investigadores de los grados en Historia y Humanidades de la UCLM y que a su término continúa a lo largo del curso en los laboratorios de los distintos centros implicados.

Además de los proyectos de Alarcos y Noheda, en la última de las convocatorias de ayudas a la Investigación del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico de Castilla-La Mancha la UCLM consiguió los de Peña del Castillo (Albacete); Montiel y el monumento natural carbonífero de Puertollano, en la provincia de Ciudad Real; y el poblamiento de arte rupestre en el valle del río Cabriel y el castillo y monasterio de Uclés, ambos en la provincia de Cuenca.

Las campañas de excavación se llevan a cabo entre los meses de julio y octubre y además de componente científico que suponen las intervenciones, permiten la formación de los estudiantes en la práctica arqueológica.