Avanza el proyecto en el que participa la UCLM para el almacenamiento de residuos radiactivos en Finlandia

Las partes implicadas se reúnen en el Campus de Ciudad Real para mostrar los progresos obtenidos

Participantes en la reunión celebrada en la Escuela de Caminos

Investigadores de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y de la Universidad de Berna (Suiza) y responsables de las empresas finlandesas Posiva y B+Tech se han reunido en la Escuela de Caminos, Canales y Puertos en el Campus de Ciudad Real para poner en común los avances obtenidos en el estudio para la modelización químico-mecánica de almacenamiento geológico profundo de residuos nucleares en Finlandia, país que ya construye un cementerio de desechos radiactivos de gran actividad. Al grupo de Ingeniería Geoambiental de la UCLM le corresponde desarrollar un modelo de simulación numérico.

El grupo de Ingeniería Geoambiental de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) colabora con organismos finlandeses en un estudio para la modelización químico-mecánica de almacenamiento geológico profundo de residuos radiactivos de alta actividad en aquel país. El estudio está impulsado por Posiva, organismo encargado de construir un depósito capaz de mantener resguardados ese tipo de residuos sin que provoquen ningún tipo de daño ambiental.

El grupo, creado para el desarrollo de este estudio, integra a responsables de Posiva, técnicos de la empresa tecnológica B+Tech (Finlandia), investigadores del grupo en Interacción Roca-Fluido la Universidad de Berna (Suiza) y miembros del grupo de Ingeniería Geoambiental de la UCLM. Representantes de todas las partes se han reunido en la Escuela de Caminos, Canales y Puertos de Ciudad Real para poner en común los trabajos ya realizados y sus resultados.

El proyecto llevado a cabo busca caracterizar los efectos que tienen los cambios de la salinidad del agua en el volumen que ocupan las arcillas que se utilizarán en los almacenes que contendrán los residuos radiactivos de alta actividad. Los residuos se depositarán a gran profundidad de la superficie terrestre y las arcillas serán una de las primeras barreras de contención para evitar la fuga de cualquier tipo de radiación, ya que son muy expansivas e impermeables. Además, dada su composición química actúan como un imán para las partículas radioactivas, fijándolas e impidiendo que lleguen a la biosfera.

Dentro de este estudio, el grupo de la UCLM trabaja en el desarrollo de un modelo de cálculo muy eficiente (ya que se está analizando qué ocurrirá en un periodo de tiempo de escala glacial, es decir, en los próximos 100.000 años) de deformaciones que permita garantizar que las arcillas sellen de modo correcto los residuos. La formulación del grupo de la Universidad regional que posibilitará simular qué va a pasar en el futuro está apoyada por los investigadores suizos, quienes simulan los procesos de flujo y transporte reactivo en condiciones geoquímicas realistas y preparan una simplificación del sistema.

La reunión mantenida en la Escuela de Caminos, Canales y Puertos en el Campus de Ciudad Real, la segunda del grupo, ha permitido conocer los resultados arrojados por los modelos de la Universidad de Berna y de la UCLM. Además, se ha contrastado la buena correlación obtenida entre los resultados obtenidos por ambos grupos, comprobando que las herramientas de simulación desarrolladas funcionan y que están permitiendo aproximarse al análisis del problema real.