Premian una investigación de la UCLM sobre la violencia de género en redes sociales

Desarrollada por las profesoras de Ciencias Sociales de Talavera Patricia Fernández Montaño y Beatriz Esteban Ramiro

Autoras del estudio. © UCLM

El trabajo ‘Violencias de género en redes sociales: Aproximación al fenómeno desde el discurso de la población joven castellano-manchega’, de las profesoras de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) Patricia Fernández Montaño y Beatriz Esteban Ramiro, ha recibido el reconocimiento del Colegio Oficial de Trabajo Social de Castilla-La Mancha en la categoría de investigación. El estudio pone de manifiesto que los jóvenes de la región son conscientes del riesgo aunque no identifican qué constituye violencia y qué no.

La investigación parte de la tesis doctoral de Fernández Montaño, que analizaba los mensajes violentos que se dan contra las mujeres en Twitter. “Considerábamos necesario continuar en la misma línea de investigación, especialmente para descubrir qué piensan los jóvenes castellano-manchegos sobre esta problemática y sobre todo, cómo la viven y perciben”, señalan las investigadoras. Con financiación del Instituto de la Mujer, el estudio se llevó a cabo entre marzo y julio de 2018 en las cinco provincias de Castilla-La Mancha, utilizando para ello una muestra representativa de 301 jóvenes de entre 15 y 19 años. “El estudio no supone un análisis profundo sobre la problemática, pero sí un punto de arranque para futuras investigaciones, tanto en nuestra región como en el ámbito estatal, que nos puede servir como termómetro para aproximarnos al fenómeno y continuar profundizando”, matizan.

Uno de los resultados más relevantes hace referencia a que la juventud castellano-manchega “sí tiene percepción sobre el riesgo de sufrir violencia en redes sociales. Sin embargo, los resultados informan que no tienen claro qué constituye violencia y qué no, existiendo por tanto dificultades de identificación”. La mayoría de los jóvenes valoran que las personas se vuelven más violentas en redes sociales, “probablemente por la máscara tras la que se ocultan las personas agresoras y que no suelen ser penalizadas”. Por otra parte, un tercio de las mujeres jóvenes participantes en el estudio afirman haber sufrido algún tipo de violencia en redes sociales por el hecho de ser mujeres.

En concreto, indican que es más habitual sufrir violencia cuando se trata de mujeres que no responden a los patrones estéticos y/o normativos (ser poco atractivas, declararse feministas, entre otras). “El 30 % de las mujeres de la muestra reconoce haber recibido comentarios sexistas y peyorativos por razón de género del tipo ‘vete a fregar’ cuando han mostrado alguna opinión en entornos virtuales públicos”. Las investigadoras señalan como “más alarmante” el hecho de que al menos un 20 % reconoce controlar las redes sociales de su pareja. “Casi un 40 % considera normal este comportamiento, lo cual dejaría sobre la mesa cuestiones como el mito del amor romántico, y que se traduce en que los jóvenes mantienen el antiguo y peligroso patrón de relaciones de amor con fuerte peso en la posesión y los celos”.

Las autoras destacan finalmente que la juventud castellano-manchega reconoce las redes sociales como un lugar en el que la violencia se perpetúa y cuyas víctimas, generalmente mujeres, solucionan “bloqueando” al agresor cuando es desconocido y no denunciando. “Está claro que la lucha contra las desigualdades es un pilar inherente a la profesión del Trabajo Social, sin embargo, nuevos fenómenos sociales necesitan nuevas perspectivas y soluciones para ser abordados”. En este sentido, apuestan por sensibilizar e investigar en esta materia desde el Trabajo Social como primer paso, “pues con ello se podrá favorecer la articulación de estrategias educativas, promocionales y políticas de prevención e intervención ante las violencias de género online, tanto para jóvenes, como para las familias y los agentes sociales implicados”.