La UCLM gradúa a una nueva promoción de Relaciones Laborales y Recursos Humanos

El rector ha presidido el acto académico celebrado en el Paraninfo Universitario

0
411

Un total de 43 estudiantes han recogido su beca y diploma de graduado en Relaciones Laborales y Desarrollo de Recursos Humanos, correspondiente a la VIII Promoción, durante un acto presidido por rector de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Miguel Ángel Collado, quien ha estado acompañado por la decana de la Facultad de Relaciones Laborales y Recursos Humanos de Albacete, Mª José Romero; el vicedecano de Estudiantes, Relaciones Internacionales, Movilidad y Cultura, Pablo Cesar Olivos; el magistrado del Tribunal Supremo Jordi Agustí Juliá, padrino de la Promoción; y la vicedecana de Calidad y Prácticas Externas del Centro, Gloria Parra Requena, que ha recibido un reconocimiento por parte de los alumnos.

El Paraninfo universitario ha acogido el acto de graduación de la VIII Promoción de alumnos formados en el grado de Relaciones Laborales y Desarrollo de los Recursos Humanos, durante el cual han recogido su beca y diploma un total 43 estudiantes, de ellos 32 son mujeres y once son hombres.

El acto, que comenzaba con la intervención del Orfeón de la Mancha, ha estado presidido por el rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado, quien, tras felicitar a los nuevos egresados, así como a sus familiares y amigos, lo hacía también a los profesores de la Facultad, al personal de administración y servicios y, en general a toda la comunidad universitaria y sociedad en general por contribuir a que “la Universidad, además de ser un factor de progreso social, contribuye a generar actividad económica, a la renta y al empleo”, dijo.

El rector se refirió a la Facultad de Relaciones Laborales y Recursos Humanos como “ejemplo de talento, compromiso y referencia”. Un centro en el que cursan sus estudios más de 300 estudiantes de media cada curso académico, y con los jóvenes que hoy se gradúan serán más de 700 egresados los que se habrán formado en la Facultad en los últimos diez años.

Igualmente, el rector habló de los criterios de excelencia y calidad que aplica la Universidad regional desde sus orígenes, recordando que la institución académica se encuentra entre las 200 mejores universidades del mundo.

Por último, se dirigió a los egresados y les animó a mantener el vínculo con la UCLM y a “conservar el espíritu universitario en el que os han formado”, deseándoles éxito en su vida profesional, aunque, en este sentido les recordó que hay que tener capacidad de trabajo, espíritu de sacrificio, afán de superación y pasión por el conocimiento y la ciencia.
Por su parte, la decana de la Facultad tuvo palabras de agradecimiento para los familiares de los alumnos y para la Universidad en su conjunto por “su apoyo y ejemplo dentro de un clima de respeto y tolerancia”. Una institución académica que, según señaló, tiene como misión la educación plena de la persona humana, la formación universitaria y técnica y la difusión del saber entre la sociedad.

La decana animó a los alumnos a “querer y a hacer progresar la profesión con el máximo rigor y seriedad”, ya que habían conseguido el objetivo de ser graduados en Relaciones Laborales y Recursos Humanos “en la quinta mejor facultad de España”, afirmó la profesora Romero, quien no quiso despedirse sin poner de relevancia el trabajo de la mujer, señalando que las sociedades que “menoscaben, violenten, subordinen o marginen el papel de la mujer, no sólo estarán vulnerando nuestros derechos iguales como seres humanos, sino condenando al fracaso al conjunto social de hombres y mujeres”.

Durante el desarrollo del acto, también intervino el padrino de la Promoción, Jordi Agustí Juliá, magistrado del Tribunal Supremo, quien acogió con entusiasmo ejercer como padrino de los egresados; la profesora Gloria Parra, a quien se le entregó un reconocimiento por parte de los alumnos, y los representantes de la Promoción, Mª Rosario Cantarero y Eva Mª Argente.

La ceremonia, que estuvo amenizada por el Orfeón de La Mancha, contó también con la presencia del subdelegado del Gobierno en Albacete, Aquilino Iniesta, entre otras autoridades y representantes sociales.