Entregados los VII Premios de la empresa italiana Aboca sobre productos elaborados con plantas medicinales

El tema ha sido fitoterapia y cuidados por el uso de la mascarilla y de hidrogeles

0
68

El Instituto Botánico de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha vuelto a convocar un año más los premios de la empresa italiana Aboca que, en su séptima edición, han reconocido a un total cinco alumnos de la asignatura de Farmacognosia y Fitoterapia de la Facultad de Farmacia, cuyos trabajos han versado sobre “Fitoterapia y cuidados por el uso de la mascarilla y el uso de hidrogeles”. El acto de entrega, celebrado de forma semipresencial, estuvo presidido por la decana de la Facultad de Farmacia, María del Rocío Fernández Santos.

Fomentar el pensamiento divergente a través del diseño de un nuevo producto que podría salir al mercado en la oficina de farmacia, así como el espíritu emprendedor entre los estudiantes, forman parte de los objetivos del proyecto de innovación que siguen impulsando las profesoras de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) Ángela Rubio y Lourdes Gómez para que los alumnos de la asignatura de Farmacognosia y Fitoterapia de la Facultad de Farmacia participen en el concurso convocado por el Instituto Botánico, en colaboración con la empresa italiana Aboca.

Al igual que en otras ediciones, la empresa ha reconocido a un total de cinco alumnos, cuyos premios se han dado a conocer este año a través de videoconferencia con la responsable de Formación de la zona de centro de Aboca España, María Muñoz Benavides, durante un acto celebrado en el salón de Actos de la Facultad y presidido por la decana de Farmacia, María del Rocío Fernández Santos, en el que también participó el director Instituto Botánico, José María Herranz.

El lema de este año ha sido: “Fitoterapia y cuidados por el uso de la mascarilla y el uso de hidrogeles”. Como novedad, se ha retomado la idea de elaborar a mano un producto a base de plantas, en lugar de exponer el proyecto en un video. Es este proyecto el estudiante diseña un posible producto o gama de producto de cara al mercado para aliviar cualquier síntoma derivado del uso de la mascarilla o el uso de hidrogeles, argumentándolo a través de bibliografía científica.

Premiados

Los proyectos de los tres primeros premios se han diseñado para tratar el Maskné o acné producido por el uso de la mascarilla. El primer premio ha recaído en Lucía Sáez González, por su trabajo Gama Anti-Maskne, basado en dos cremas, una crema de día elaborada con Aloe vera barbadensis, Cocos nucifera y Cymbopogon citratusm; y crema de noche: Aloe vera, Corylus avellana y Citrus sinensis. La ganadora, además de elaborar a mano ambas cremas, ha diseñado un marketing enfocado a la gente joven a través de redes sociales.

La alumna que ha recibido el segundo premio ha sido Marta Bonilla Domínguez, por la gama del producto Lavandier, con una crema y un tónico facial basado en aloe mezclado con el hidrolato de lavanda y hamamelis, aceite esencial de lavanda, árbol del té y menta piperita y aceite vegetal de jojoba.

La premiada en tercer lugar ha correspondido a la alumna Julia Jiménez Sánchez, por su producto Natmaské, con un limpiador en espuma y una crema basados en extractos de manzanilla, caléndula, melisa, romero y sauce, aceite esencial de lavanda y romero y aceite vegetal de jojoba y rosa mosqueta.

El certamen también reconoció con dos accésits a Belén Mateos Grande, quien presentó Rosaless, con unas gominolas y un tónico para tratar la rosácea por mascarillas; y a Juan Manuel Lara Bueno por su gama Grasi-Vit y Sequi-Vit, cremas enfocadas a pieles grasas o secas.

Desde la organización indican que la selección de ganadores en esta convocatoria ha sido de nuevo una “tarea difícil”, dada la alta calidad de los trabajos presentados. Las premiadas entran a formar parte de una bolsa de empleo de la empresa. La ganadora podrá participar en un curso de Aboca sobre Síndrome Metabólico.