Crue trabaja con el Ministerio de Universidades y las comunidades autónomas para que el curso 2019-2020 avance

El rector de la UCLM, durante la videoconferencia con el Ministro de Universidades © Gabinete de Comunicación UCLM.

Madrid, 2 de abril de 2020. La Conferencia General de Política Universitaria, presidida por el ministro de Universidades, Manuel Castells, e integrada por representantes de su Departamento y de las consejerías con competencias en materia universitaria de las comunidades autónomas, ha acordado garantizar la docencia y la evaluación en lo que resta de curso 2019-2020, atendiendo a las especiales circunstancias derivadas de la declaración del estado de alarma por la pandemia del COVID-19. Desde Crue trabajamos con las autoridades educativas en la búsqueda de soluciones que den certeza a la comunidad universitaria y garanticen la igualdad de oportunidades.

Este pasado lunes, 30 de marzo, el presidente de Crue y rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos, mantuvo una reunión por videoconferencia con Manuel Castells para abordar los diferentes asuntos relacionados con el desarrollo del curso universitario en las actuales condiciones del estado de alarma. En la reunión participaron también el vicepresidente de Crue y rector de la Universitat Politècnica de València, Francisco Mora; así como el presidente de Crue–Asuntos Estudiantiles y rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, Miguel Ángel Collado; el presidente de Crue–Docencia y rector de la Universidad de Cantabria, Ángel Pazos; la Delegada de la Presidencia para la Igualdad y rectora de la Universitat Jaume I, Eva Alcón; y la presidenta de Crue–Profesorado y rectora de la Universitat de València, Mavi Mestre.

Durante la conversación del pasado lunes, por parte de Crue Universidades Españolas, se le trasladaron al Ministerio de Universidades diferentes líneas de trabajo. Igualmente, se le pidió que las decisiones que se tomasen por parte de las autoridades educativas fuesen consensuadas entre todos y lo más flexibles posibles para que las universidades pudiesen adaptarse a ellas desde su singularidad. En este sentido se le comunicó a Manuel Castells la importancia de:

1. Establecer un marco de actuación común para todo el Sistema Universitario Español (SUE) en el cual cada universidad, en el ámbito de su autonomía, pueda tomar las medidas adecuadas para el objetivo marcado
2. Establecer, con criterios objetivos, el nivel mínimo a alcanzar en los diversos cursos/asignaturas para la verificación de los conocimientos adquiridos por el estudiantado. Todo ello condicionado a que las competencias generales y específicas no alcanzadas puedan obtenerse, de ser preciso, en cursos posteriores
3. Analizar la ampliación del curso académico para la defensa de TFGs y TFMs, así como – excepcionalmente– para aquellas prácticas curriculares que se consideren esenciales
4. Considerar como superadas las prácticas curriculares externas cuando estas se hayan realizado, al menos, en un 50%. Los créditos restantes se completarán, en caso necesario, con seminarios u otras actividades
5. Analizar posibles mecanismos de evaluación online de cara a un posible escenario en el que no se retome la presencialidad a partir de junio. Esas herramientas de evaluación, entre las que se encuentra la evaluación continua, deben ser coherentes con la situación y quedar definidas en el menor tiempo posible para cada asignatura, informando de ello al estudiantado

En el encuentro del pasado 3o de marzo, también se trató de la tasa de reposición y Crue reclamó al Ministerio una solución para la misma, tras advertir del riesgo de que se pierdan plazas por no poder convocar concursos-oposiciones en el límite establecido de tres años tras la publicación de la Oferta de Empleo Público.
Por último, y también a petición de Crue Universidades Españolas, el grupo de trabajo creado esta semana con el Ministerio de Exteriores para abordar la situación del personal de las universidades y estudiantes en el extranjero con programas de movilidad se reunirá mañana viernes para analizar los datos recabados por SEPIE y las universidades.