CIBICA-Rujamar se incorpora a UFIL retando a sus alumnos a hacer más rentable y sostenible el poblado del Salto de Villora

Visita al Laboratorio Urbano en Bioeconomía Forestal de la UCLM

Firma de CIBICA-Rujamar para unirse a UFIL
CIBICA-Rujamar se une como nuevo retador del proyecto Urban Forest Innovation Lab–UFIL desafiando a los alumnos con desarrollar una solución sostenible y rentable en el tiempo para la rehabilitación de El Salto de Villora. Así lo ha confirmado el CEO de esta empresa conquense, Rubén Martínez, en su visita Laboratorio Urbano en Bioeconomía Forestal del Instituto de Tecnología, Construcción y Telecomunicaciones del Campus de Cuenca de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM).

Una comitiva de CIBICA-Rujamar, encabezada por su CEO, Rubén Martínez, ha visitado el Laboratorio Urbano en Bioeconomía Forestal del Instituto de Tecnología, Construcción y Telecomunicaciones del Campus de Cuenca, como nuevo retador del proyecto Urban Forest Innovation Lab–UFIL.

Acompañado por la directora académica de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), María Jesús Pardo, y por el alcalde de Cuenca, Darío Dolz, ha señalado que con el objetivo de “devolverle la vida” a este espacio, el reto que plantea CIBICA-Rujamar es “desarrollar un proyecto de gran envergadura para rehabilitar El Salto de Villora con la intención de que sus infraestructuras como conjunto se conviertan en un equipamiento autosuficiente, próspero, rentable, eficiente y sostenible en el tiempo, a la par que en un referente en innovación en los ámbitos de la sostenibilidad, la bioeconomía y el desarrollo rural”.

Este desafío al que deben hacer frente el alumnado tiene la intención de que este poblado, desarrollado entre los años 1914 y 1949 para dotar de viviendas a los trabajadores de la Central Hidroeléctrica ‘Lucas de Urquijo’ en el término municipal de Enguídanos (Cuenca), recupere su atractivo, especialmente para el turismo, y rescatar servicios con los que contaba como escuela, oficinas, corrales…

Rubén Martínez ha matizado también que todo parte de la idea de un complejo denominado Centro de Investigación Biológica Internacional del Cabriel (CIBICA), que combine el desarrollo de I+D+i, la formación, la educación y la divulgación ambiental, para convertirlo en un centro de investigación, formación y capacitación pionero.

En este sentido, Darío Dolz y María Jesús Pardo han destacado que El Salto de Villora, Declarado como Patrimonio Industrial, además forma parte de la Reserva Natural de las Hoces del Cabriel (UNESCO), conforma junto a Las Chorreras del Cabriel un enclave con un valiosísimo patrimonio natural, paisajístico y cultural.

Asimismo, Grupo Suez se unió también como retador de UFIL la semana pasada proponiendo el reto de aprovechar la masa forestal para la depuración de aguas. Su director general, Jesús García del Valle, acompañado de Darío Dolz y César Sánchez, ha señalado que desde su empresa lo que se plantea es trabajar en cómo puede el bosque contribuir a la depuración de aguas en la provincia de Cuenca y cómo puede aprovecharse para este fin sin generar un impacto negativo en el entorno e incidiendo en sus beneficios.

García del Valle puso en valor el proyecto “tan innovador y al día” que es UFIL, el cual además “permite retener el talento, fomentar el emprendimiento y hacerlo de una forma sostenible”. A nivel nacional, Grupo Suez cuenta con más de 10.000 profesionales y abastece a más de 11 millones de habitantes. En el caso de Castilla-La Mancha, bajo la marca Aquona, abastecen a más de un millón de personas en diferentes municipios.