Los químicos Nazario Martín y Maurizio Prato, doctores ‘honoris causa’ por la UCLM

El rector preside la ceremonia de investidura en la iglesia-paraninfo de San Pedro Mártir, en Toledo


El rector la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Miguel Ángel Collado, ha presidido este martes en el Campus de Toledo la ceremonia de investidura como doctores ‘honoris causa’ de los químicos Nazario Martín y Maurizio Prato, una iniciativa con la que la institución reconoce sus aportaciones a la ciencia de los nanotubos de carbono y, muy especialmente, su vinculación a las facultades de Ciencias y Tecnologías Químicas y de Ciencias Ambientales y Bioquímica, a los institutos Regional de Investigación Científica Aplicada (IRICA) y de Nanotecnología, Nanociencia y Naomateriales (INAMOL) y al Departamento de Química Inorgánica, Orgánica y Bioquímica.
Con el desfile del Claustro de Doctores comenzaba el solemne acto de investidura de los profesores Martín y Prato, cuyos méritos profesionales y personales fueron ensalzados por los profesores Fernando Langa y Ester Vázquez en los respectivos discursos de alabanza o ‘laudatio’. El profesor Langa, que presentó a Nazario Martín como “protagonista y motor principal de proyectos de investigación en marcha” glosó la trayectoria académica del científico hasta su llegada como profesor titular a la Universidad Complutense de Madrid y su estancia internacional en California, “que le permitió desarrollar de forma pionera en nuestro país el estudio de un nuevo alótropo del carbono, los fullerenos”. Langa destacó su contribución a la puesta en marcha del Instituto Madrileño de Estudios Avanzados en Nanociencia (IMDEA Nanociencia), labor desarrollada al frente de la Real Sociedad Española de la Química (RSEQ) y su reciente incorporación, en calidad de presidente electo, a la Confederación de Sociedades Científicas de España. Finalmente, subrayó que la UCLM es la primera universidad española en otorgar un doctorado ‘honoris causa’ al profesor Martín, “uno de los cinco españoles más citados en el ámbito de la Química”, y destacó, entre los méritos cosechados por su labor investigadora, su participación en la síntesis de una molécula capaz de inhibir la infección por virus del Ébola.

Por su parte, la profesora Vázquez inició su discurso señalando el reconocimiento mundial del trabajo científico de Maurizio Prato, responsable de la reacción que lleva su nombre (‘Prato reaction’), “esencial para avanzar en la ciencia y en la tecnología de los nanomateriales de carbono” y explicó que sus estudios recientes, con aplicaciones en biotecnología y nanomedicina, “podrían servir de semilla para resolver problemas tan importantes como las lesiones de médula”. La profesora dijo también que el científico italiano se encuentra “entre el 1 % de los científicos más citados y por tanto más influyentes de los últimos diez años” y subrayó su vinculación con sociedades científicas de todo el mundo. La profesora glosó los orígenes del trabajo del profesor Prato en la Universidad de Trieste, en la que compensaba la falta de medios con “energía, pasión y horas de trabajo”, y destacó su capacidad para colaborar con otros investigadores “creando círculos cada vez más amplios” que han dado lugar a “trabajos interdisciplinares en ámbitos tan variados como el desarrollo de células solares, la producción de hidrógeno, la liberación controlada de fármacos o la regeneración del tejido neuronal”. Finalmente, la profesora indicó que gracias al profesor Prato la UCLM participa en el proyecto europeo ‘Graphene Flagship’, considerado una de las iniciativas estrella de esta época.

En cumplimiento del ceremonial de investidura, Nazario Martín y Maurizio Prato recibieron los atributos que simbolizan su incorporación al Claustro de Doctores ‘Honoris Causa’ de la UCLM (birrete laureado, Libro de la Ciencia y la Sabiduría, antiguo anillo y guantes blancos) por parte del rector y de los padrinos, los profesores Antonio Otero, Francisco Javier Tapiador, Fernando Langa, Ángel Ríos y Félix Jalón. Seguidamente, ambos científicos realizaron el juramento de fidelidad a la UCLM y agradecieron su nombramiento en sendos discursos de aceptación y agradecimiento.

El profesor Martín resaltó la relación directa entre el avance científico y tecnológico y el bienestar social y apostó por la educación en ciencia desde las primeras etapas. También señaló que el futuro “obligará al ciudadano medio a poseer conocimiento de la ciencia para tomar decisiones” y dijo que “divulgar este conocimiento es una gran responsabilidad para todos los científicos”. Así mismo apeló al compromiso investigador del sector privado y llamó a un “pacto de estado que implique al gobierno, a los partidos políticos y a la sociedad en su conjunto”. Una sociedad “que debe sentir la ciencia como algo útil y parte intrínseca de la cultura del ciudadano libre del siglo XXI”. Finalmente, mostró su preocupación por la “sangría de jóvenes investigadores” y dijo que estamos “obligados a poner ciencia al servicio de la sociedad para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos en su sentido más amplio y dentro siempre de una ética intachable”.

Por su parte, Maurizio Prato puso de manifiesto la “gran ilusión” que implica preparar nuevos materiales útiles “en aplicaciones prácticas capaces de aportar beneficio” aprovechando que “las sinergias entre química y nanotecnología pueden llevar a resultados extraordinarios”. El profesor señaló una fibra “cincuenta mil veces más fina que un cabello humano, construida con los enlaces más fuertes que existen en el mundo, que conduce la electricidad y el calor a través red átomos de carbono”, los nanotubos de carbono, “que no existen en naturaleza pero se producen a nivel industrial en todo el mundo”. Entre las aplicaciones de esta revolución nanotecnológica, “el mundo de lo infinitamente pequeño que permitirá construir nueva frontera del conocimiento”, señaló la energía, mediante la conversión de C02 en combustible como “solución ideal para generar energía aprovechando la luz del sol”, o la producción de hidrógeno a partir de fuentes renovables como luz solar y agua. También la salud. “Pensamos que los nanotubos podrán ser adecuadas para interactuar con tejido nervioso. Hemos demostrado que estos materiales pueden formar uniones eficaces con membranas neuronales de manera similar a las uniones naturales entre neuronas”, dijo. “Nuestro sueño es hacer caminar a los paralíticos. Al placer del experimento se suma la urgencia de resolver un problema que aún no tiene solución. Este es el sentido de nuestro trabajo y de nuestra vida”, concluyó.

Al cierre de la ceremonia, el rector destacó de Maurizio Prato, sexto italiano en incorporarse al Claustro de Doctores ‘Honoris Causa’ por la UCLM tras Umberto Romagnoli, el recientemente fallecido Umberto Eco, Sabino Cassese, Giuliano Vassalli y Luigi Ferrajoli, “su pasión por la acción, que precede y acompaña siempre a la creación”, y su capacidad para “bajar hasta el escalón de lo minúsculo para, partiendo de las cosas más pequeñas de este mundo, hacernos ver cuáles son los verdaderamente grandes”. De Nazario Martín subrayó “su laborioso esfuerzo en desarrollar nuevos conceptos en su campo de conocimiento, su habilidad a la hora de buscar nuevos caminos en el estudio de los materiales”, y de ambos “su carácter de hombres de ciencia comprometidos, conscientes de la obligación que como intelectuales y como ciudadanos tienen con su sociedad y con el futuro de la misma”.

Collado señaló además que la “falta de apoyo a la investigación y a la innovación representa uno de los mayores peligros para el futuro de la sociedad”, apeló al compromiso de responsables y gestores públicos y de la iniciativa privada y subrayó el papel de las universidades “en la formación de los investigadores necesarios” y como responsables de la transmisión a las generaciones nuevas del “espíritu crítico y la semilla de la apuesta por el conocimiento, el desarrollo y la innovación, antes de proyectarlos al tejido empresarial y al mercado laboral”. Finalmente, el rector realizó un llamamiento expreso a los gobiernos regional y estatal y destacó las medidas de apoyo a la investigación arbitradas desde la UCLM con un plan propio que contempla, por primera vez para 2016, “incentivos a los investigadores que desarrollen investigaciones de excelencia”.

El acto, que contó con la presencia de familiares y amigos de los homenajeados y numerosas personalidades del ámbito científico, académico y administrativo, estuvo amenizado por el Coro Jacinto Guerrero de Toledo bajo la dirección de Juan Bautista Carmena Mateos.