La UCLM sustituirá las clases presenciales por docencia virtual desde el 16 de marzo para reducir el riesgo de contagio por coronavirus

La institución no tiene constancia de ninguna infección entre su personal o estudiantes

El rector durante su comparecencia ante los medios. © Gabinete de Comunicación UCLM

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) suspenderá la actividad docente presencial y la sustituirá por teleformación desde el próximo lunes, 16 de marzo, en virtud de una resolución del rector que responde a las recomendaciones de salud pública para evitar la expansión del coronavirus (COVID-19). A la institución no le consta hasta el momento ningún caso de infección entre miembros de la comunidad universitaria, pero cerrará temporalmente las bibliotecas, cafeterías e instalaciones deportivas. 

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha suspendido las clases presenciales desde el próximo 16 de marzo y -de momento-, durante quince días a través de una resolución del rector, Miguel Ángel Collado, que adopta “medidas preventivas y recomendaciones de salud pública relativas a la comunidad universitaria como consecuencia de la situación, evolución y perspectivas del coronavirus (COVID-10)”.

El rector ha informado hoy en rueda de prensa de estas pautas para reducir el riesgo de contagio en función de los criterios de las autoridades sanitarias y de la comisión de seguimiento creada en la propia institución académica, y aun cuando no existe constancia de ningún infectado entre la comunidad universitaria, según ha afirmado la directora del área de Recursos Humanos, Ana Belén Ormeño.

Una de las primeras medidas adoptadas ha sido la de modificar la metodología docente, sustituyendo la actividad presencial por teleformación. La vicerrectora de Docencia, Maria Isabel López Solera, ha asegurado que la Universidad de Castilla-La Mancha cuenta con recursos suficientes para garantizar el normal funcionamiento de las clases a través de plataformas ya probadas, como Campus Virtual o Microsoft Teams. “Los directores y decanos analizarán la situación en coordinación con los equipos docentes y cuidando de no perjudicar a nuestros estudiantes, para lo que también estamos estudiando la forma de flexibilizar las prácticas de laboratorio o reprogramar lo que se considere necesario”, ha afirmado López Solera.

La suspensión de la actividad docente presencial se hace extensiva  a las actividades de investigación, doctorado, transferencia e innovación, extensión universitaria y difusión de la cultura, que, en la medida de lo posible, seguirán desarrollándose con recursos telemáticos. Asimismo, se establece el cierre provisional de las bibliotecas, las cafeterías y las instalaciones deportivas, y la cancelación temporal de cualquier evento que suponga una afluencia masiva de personas y que fuera a desarrollarse en espacios universitarios.

El rector ha aprovechado su comparecencia para instar a la sociedad en general y a los universitarios en particular a secundar las recomendaciones de las autoridades sanitarias con el propósito de frenar la expansión del coronavirus y afrontar esta crisis sanitaria en un contexto de tranquilidad. Asimismo, ha agradecido la actitud de la comunidad universitaria y la implicación de los miembros de la comisión de seguimiento y de los profesionales del Área de Tecnología y Comunicaciones con la adopción de estas medidas.

Por su parte, el delegado de Estudiantes de la UCLM, Óscar Sánchez, ha mostrado su confianza en la institución académica para garantizar el derecho a la formación de sus estudiantes, que, según ha dicho, podrán recurrir al Consejo de Representantes para resolver cualquier duda.