La Facultad de Medicina de Ciudad Real reconoce la labor del profesor Juan Emilio Felíu, de la Gerencia de Atención Integrada y del Colegio de Médicos

El centro de la UCLM, que cumple diez años, celebra un acto académico coincidiendo con la festividad de su patrón

Foto de familia de los participantes en el acto académico de la Facultad de Medicina de Ciudad Real.

El profesor Juan Emilio Felíu Albiñana, la Gerencia de Atención Integrada de Ciudad Real y el Colegio Oficial de Médicos de Ciudad Real han sido hoy distinguidos con los Premios X Aniversario de la Facultad de Medicina de Ciudad Real como reconocimiento a su dedicación y trabajo con el centro. La entrega de galardones ha tenido lugar durante el acto académico de San Lucas que ha presidido la vicerrectora de Docencia de la Universidad de Castilla-La Mancha, María Isabel López Solera.

La Facultad de Medicina de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) en el Campus de Ciudad Real ha celebrado hoy la festividad de su patrón, San Lucas, con un acto académico en el que con motivo de su décimo aniversario se ha hecho un reconocimiento por su colaboración y trabajo con el centro universitario al que fuera su decano-comisario, Juan Emilio Felíu Albiñana, a la Gerencia de Atención Integrada de Ciudad Real y al Colegio Oficial de Médicos de Ciudad Real. Por parte de estas dos últimas instituciones han recogido el galardón su gerente, Alberto Jara Sánchez; y su presidente, José Molina Cabildo, respectivamente. 

En el acto, que ha presidido la vicerrectora de Docencia de la UCLM, María Isabel López, el decano de la Facultad de Medicina de Ciudad Real, Alino Martínez, ha agradecido a los distinguidos su labor con el centro y ha dicho que todos ellos son justos merecedores de este reconocimiento público. Juan Emilio Felíu, ha asegurado, “por ser obrero, capataz y arquitecto de esta Facultad”, la Gerencia de Atención Integrada de Ciudad Real porque “sin el Hospital General Universitario de Ciudad Real, sus centros de salud y el equipo humano que acogen a nuestros estudiantes, la Facultad de Medicina no sería ni tan siquiera imaginable”, y el Colegio Oficial de Médicos de Ciudad Real porque “hace muchos años inició un camino y una labor de mecenazgo a través de distintas iniciativas que mejoran la formación de nuestros estudiantes”. 

Instantes previos a la entrega de premios, el vicedecano de Profesorado de la Facultad de Medicina de Ciudad Real, Juan Ramón Peinado Mena, ha presentado el informe anual del centro en el que se recogen datos cuantitativos de interés en el campo de la docencia y la investigación. Entre ellos, destacan que en el curso 2020-2021 el centro ha recibido 78 alumnos de nuevo ingreso y que la nota de corte en los estudios de Grado ha vuelto a subir, situándose en 13,014; que la ciudadrealeña es la primera Facultad de Medicina pública española en cuanto a tasa de rendimiento se refiere, de un 95% frente a la media que se sitúa en el 90%; o que la captación de fondos Feder para infraestructuras en 2019 llegó casi al millón de euros. 

Además, el acto ha contado con la participación del catedrático de Fisiología de la Facultad de Medicina de Sevilla y coordinador de Investigación del Hospital Universitario Virgen del Rocío, José López Barneo, quien ha impartido la conferencia Búsqueda de una terapia neuroprotectora en la enfermedad de Parkinson. El decano ha recordado que López Barneo ha sido propuesto por la Facultad de Medicina de Ciudad Real para su nombramiento como doctor honoris causa por la UCLM. 

Para cerrar el acto, la vicerrectora de Docencia ha felicitado a los premiados y ha agradecido a la Facultad de Medicina su implicación en la lucha contra la pandemia de la COVID-19, así como a los profesionales sanitarios su dedicación en “estos tiempos tan difíciles”. Asimismo, la vicerrectora ha subrayado el “pleno compromiso” de la UCLM con la Facultad de Medicina de Ciudad Real que, “además de conocimientos, transmite valores tan importantes como el compromiso o la vocación”. 

A lo largo del acto, todos los participantes han hecho alusión al sabor agridulce que está dejando este año debido al coronavirus SARS-CoV-2 y los retos que ha supuesto para normalizar y asegurar la docencia y la investigación.