Investigadores de la UCLM evaluarán una terapia pionera en el tratamiento de la hemiparesia infantil

El proyecto HEMI-STIM ha recibido el premio San Juan de Dios, que otorga Universidad Pontificia de Comillas

Investigadores participantes en el proyecto. © UCLM

Investigadores de la Facultad de Fisioterapia y Enfermería de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) evaluará en los próximos meses una terapia mixta pionera en el tratamiento de la hemiparesia infantil en el marco del proyecto HEMI-STIM, que recientemente ha sido galardonado con el premio san Juan de Dios de la Universidad Pontificia de Comillas. El grupo iniciará próximamente el reclutamiento de niños de entre cuatro y ocho años con esta patología, que recibirán tratamiento durante tres semanas en el Campus de Toledo.

El Grupo de Investigación en Fisioterapia Toledo, integrado por los especialistas en neuromodulación, neurorrehabilitación y pediatría Julio Gómez-Soriano, Rocío Palomo Carrión, Javier Merino Andrés, Purificación López Muñoz, Elisabeth Bravo Esteban y Diego Serrano Muñoz, desarrolla el proyecto HEMI-STIM con el propósito de evaluar la eficacia de la aplicación combinada de corriente directa transcraneal y terapias intensivas para la función manual de niños con hemiparesia infantil. 

Según explican los investigadores, a corriente directa transcraneal “es una novedosa técnica que consiste en la estimulación eléctrica a muy baja intensidad de zonas específicas del cerebro a través de electrodos no invasivos que se colocan sobre el cuero cabelludo”.  La estimulación es bien tolerada por los pacientes y consigue modificar la excitabilidad de las neuronas. “Además, diversos estudios han avalado tanto su seguridad, como su eficacia en patologías como la depresión, el dolor crónico y múltiples afectaciones neurológicas”.

Por otra parte, las terapias intensivas “son un nuevo abordaje terapéutico que consiste en el entrenamiento intensivo, basado en rutinas y entornos habituales que persiguen aumentar el uso y la funcionalidad de una extremidad paralizada tras una lesión neurológica”. En los últimos años, este tipo de terapias ha demostrado una elevada eficacia en el tratamiento de niños con hemiparesia. 

El proyecto HEMI-STIM comenzará en los próximos meses el reclutamiento de niños con hemiparesia entre cuatro y ocho años. Los niños seleccionados realizarán en las instalaciones de la Facultad de Fisioterapia y Enfermería de Toledo una terapia intensiva de una media de dos horas diarias durante tres semanas, que previamente ha demostrado mejoras en la función manual y calidad de vida de los niños. A la mitad de los niños se les añadirá, además, 20 minutos diarios de estimulación con corriente directa transcraneal, con la intención de cuantificar el efecto que tiene esta técnica sobre el uso de la extremidad afecta, la funcionalidad y la calidad de vida de los niños con hemiparesia. 

“El desarrollo de este proyecto será un hito en el campo de la neuromodulación transcraneal en neuropediatría, ya que, hasta el momento, se han realizado muy pocos estudios que combinen estos dos abordajes, y que presentan un gran potencial terapéutico para mejorar la calidad de vida de los niños con hemiparesia”, señalan los investigadores.