Estudiantes de Arquitectura valoran la accesibilidad de las personas ciegas a edificios y espacios públicos

En el marco de la Semana de la ONCE en Castilla-La Mancha

Profesores y alumnos de Arquitectura durante su recorrido por Toledo. © UCLM

Estudiantes de Arquitectura en la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) han participado en una jornada promovida por la ONCE para valorar la accesibilidad de las personas ciegas al espacio público. Ataviados con antifaz y bastón y acompañados por los profesores Borja Ruiz-Apilánez y Eloy Solís, realizaron diferentes recorridos para determinar cuáles son los principales obstáculos y ofrecer posibles soluciones.

En el marco de la Semana de la ONCE en Castilla-La Mancha, los estudiantes de cuarto y de quinto curso participaron en la jornada “Arquitectura, Espacio Público y Discapacidad Visual”, a las que también asistieron los profesores del Grupo de Grupo de Transportes Urbanismo y Ordenación del Territorio. El objetivo era analizar las distintas dificultades con las que se encuentran las personas con discapacidad visual desde la perspectiva de la Arquitectura, su situación y las posibles soluciones para que estas personas puedan acceder con total normalidad a cualquier edificio o espacio público.

La primera sesión se desarrolló en el salón de actos de la Delegación Territorial de la ONCE en Toledo y la segunda en el Campus de la Antigua Fábrica de Armas, con la participación en ambas del presidente del Consejo Territorial, José Martínez, y del técnico de rehabilitación Daniel Hormigos. Después de las ponencias tuvo lugar una tertulia con los asistentes para abordar distintas cuestiones encaminada a facilitar la vida diaria de las personas ciegas. A continuación, realizaron un paseo a ciegas en el que varios estudiantes con bastón y antifaz caminaron por el entorno de ambas sedes, para comprobar de primera mano los múltiples obstáculos a los que se enfrenta a diario este colectivo.

“Con actividades como esta, la ONCE y la UCLM quieren trasladar a la sociedad la necesidad de un diseño para todas las personas que facilitará la vida no solo a las personas ciegas, también a las que tienen otras discapacidades o a personas mayores o con movilidad reducida”, señalan desde la Escuela de Arquitectura.