Optimismo moderado en la recuperación económica, según el Termómetro Eurocaja Rural-UCLM

Castilla-La Mancha es la segunda comunidad con peores cifras de déficit público, solo por detrás de Cataluña

Según el Termómetro Económico elaborado por la Fundación Eurocaja Rural y la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), presentado este martes en el Campus de Toledo, el crecimiento de la economía castellano-manchega sigue siendo bastante sólido y estable, en línea con los trimestres anteriores, pero la región crece todavía por debajo de la media nacional. Aunque la actividad industrial y el PIB se incrementan y crecen las matriculaciones de turismos, las exportaciones y la confianza empresarial, somos la segunda comunidad con peores cifras de déficit público, solo por detrás de Cataluña.

Los resultados correspondientes al primer trimestre de 2018 han sido presentados este martes en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de Toledo por la vicerrectora de Internacionalización y Formación Permanente, Fátima Guadamillas; el gerente de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha, Vicente Muñoz, y el profesor del Área de Organización de Empresas Mario Donate, coordinador del Termómetro.

El profesor Donate destacó la evolución del sector servicios, “que se comporta de manera muy positiva”, aunque apuntó a un “ligero estancamiento de la actividad industrial”. Por parte de la demanda, afirmó que el consumo interno es el que tira de la economía castellano-manchega. Por el lado de las exportaciones, apuntó a una “pequeña nota negativa en el sentido de que parece que se ralentiza el crecimiento de las mismas”.

En cuanto a la confianza empresarial, indicó que decrece inter trimestralmente con respecto al último trimestre de 2017, aunque es superior en términos interanuales comparada con el primer trimestre de 2017. Otra nota negativa, a su juicio, es el incremento del paro con respecto al cuarto trimestre de 2017, aunque la tasa interanual es positiva.

En los mismos términos, la vicerrectora resumió los resultados del Termómetro en “la tónica que seguíamos viendo en trimestres anteriores: un crecimiento regional todavía por debajo de la media nacional, un ligero repunte del paro y un comportamiento positivo de los servicios y del consumo interno”.

El actual número del Termómetro está dedicado a la innovación en el sector del automóvil e incluye artículos de Marco Palacios, CEO&Founder de DAP (Dispositivo Aparcamiento en Paralelo) y José Lagunar, CEO & Founder de Rivekids Technology S.L. Uniendo los datos del Termómetro con el sector de la automoción, el gerente de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha hizo una “valoración positiva” de las cifras obtenidas “con esperanza contenida, nubes y claros”. Sobre todo, destacó las matriculaciones de nuevos vehículos, que han crecido interanualmente en Castilla-La-Mancha un 67,15 %, porcentaje muy superior al del conjunto de España.

También ha aumentado el índice de confianza empresarial aunque poco, un 1,85 % en términos interanuales, pero igualmente más que en España. “Eso nos podría dar la sensación de que vamos bien, de que podemos tener un futuro esperanzador”, declaró Vicente Muñoz. Un “claro más”, a su juicio, es la construcción con un peso importante en Castilla-La Mancha y que “está mejorando”, como lo prueba el hecho de que los visados de obra nueva sean casi un 20 % más con el mismo número de ocupados en el sector.

Sin embargo, aconsejó mirar también a “la parte de las nubes”, con un índice de confianza empresarial que, aunque positivo interanualmente, trimestralmente es negativo, que el PIB crece, pero menos que en España y “un dato terrible”: Castilla-La Mancha es la segunda comunidad con peores cifras de déficit público en España, solamente por detrás de Cataluña, lo que hace que la deuda pública sea 375 millones mayor que el año anterior.