La UCLM repasa los problemas de contaminación atmosférica y conciencia de sus consecuencias

40 alumnos participan en el curso de verano que se desarrolla en el Campus de Ciudad Real

Al curso se han inscrito 40 alumnos

El curso de verano decano de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), ‘Contaminación atmosférica, efecto climático y papel de las energías alternativas’, y una de las propuestas estivales más demandadas por los alumnos, ha comenzado hoy en el Campus de Ciudad Real con el objetivo de abordar una problemática de gran actualidad y concienciar sobre sus consecuencias. La actividad, inaugurada por la vicerrectora de Cultura y Extensión Universitaria, está dirigida por los profesores Ernesto Martínez Ataz y José Albaladejo Pérez.

La contaminación atmosférica, el efecto climático y el papel que desempeñan las energías alternativas en la lucha contra el efecto invernadero centran el segundo de los cursos de verano que la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) celebra este año en el Campus de Ciudad Real, bajo la dirección de los catedráticos de Química Física Ernesto Martínez Ataz y José Albadalejo Pérez.

Desde hoy y hasta mañana, los expertos participantes en la propuesta cultural decana de la Universidad regional, Contaminación atmosférica, efecto climático y papel de las energías alternativas, revisarán los principales problemas de la contaminación atmosférica actual, en especial aquella de origen industrial, y estudiarán las tecnologías que posibilitan la reducción de emisiones. Igualmente, tratarán la difusión de los contaminantes, sus procedimientos de medida y análisis y la legislación actual al respecto; sin olvidar los efectos que tiene la contaminación en el clima y el papel de las energías alternativas en la lucha para mitigar el efecto invernadero.

Cuestiones todas ellas de candente actualidad e interés para la sociedad, ya que en palabras del profesor Martínez Ataz la contaminación atmosférica “es el problema de nuestro tiempo”, de ahí que con esta propuesta cultural que ha inaugurado la vicerrectora de Cultura y Extensión Universitaria, María Ángeles Zurilla, la institución académica trate de que la ciudadanía tome conciencia del mismo y de hacer entender a los poderes públicos que aún queda mucho por hacer.

En este punto, el profesor Martínez Ataz, que contextualizó la problemática de la contaminación atmosférica citando un informe de la Organización Mundial de la Salud que confirmaba que la misma es la responsable del 1,4% de las muertes prematuras que se producen en el mundo, aludió a los esfuerzos que la Universidad de Castilla-La Mancha realiza por aportar su grano de arena para conseguir una vida más respetuosa con el medio ambiente.

A este respecto, recordó que son muchas las líneas de investigación abiertas en torno al problema de la contaminación atmosférica y las energías alternativas y que abarcan varias líneas del conocimiento. Como ejemplo citó los estudios sobre procesos de depuración de suelos y de aguas, de la capa de ozono, de predicciones meteorológicas o de las repercusiones económicas que tiene la contaminación atmosférica, entre otros.

El curso, además de proporcionar a los alumnos un acercamiento a cuestiones de especial relevancia, permitirá, en palabras del profesor Albaladejo, ofrecer una visión de la actividad investigadora que realiza la UCLM y hacer entender que si bien la tecnología y la química han repercutido en el cambio climático, también ellas han sabido encontrar el problema y tratan de darle una solución.

Son 40 los alumnos inscritos en esta actividad estival que lleva celebrándose de forma ininterrumpida quince años en la Universidad regional, las tres últimas ediciones organizadas por el Instituto de Investigación en Combustión y Contaminación Atmosférica.

La actividad tiene un enfoque claramente multidisciplinar, pues en el mismo participan ocho expertos del campo de la Química Física, la Ingeniería Química, la Ecología, la Energía o las Máquinas y Motores Términos, entre otros, y que en conjunto suman más de 800 trabajos de investigación. Entre ellos figuran José Manuel Moreno, catedrático de Ecología de la UCLM y experto mundial en cambio climático; José González, codirector de la Unidad Solar del Instituto Madrileño de Estudios Avanzados en Energía; o Florentina Villanueva García, investigadora del programa Increcyt.