La UCLM participa en un proyecto para desarrollar un nuevo producto con carne de ciervo

Los efectos beneficiosos que se persiguen son: regular el sueño, ejercer una acción antioxidante sobre las células o disminuir la tensión arterial

Ejemplar de ciervo

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), a través del Grupo de Sanidad y Biotecnología (SaBio), en colaboración con industria cárnica Valcaza SA, perteneciente a la Asociación Interprofesional de la Carne de Caza (ASSICAZA), participa en un proyecto de innovación, pionero a nivel mundial, para el desarrollo de un nuevo producto biofuncional cárnico de ciervo, caracterizado por presentar altas concentraciones de melatonina, una hormona beneficiosa para la salud de las personas.

La melatonina es una hormona producida por los mamíferos, especialmente por los rumiantes como el ciervo, con numerosas funciones beneficiosas para la salud humana, tal y como señala la doctora Soler, miembro del equipo de investigación responsable de este proyecto, quien añade que así ha quedado demostrado su efecto sobre el control del sueño “y su gran poder antioxidante capaz de reducir el estrés oxidativo crónico relacionado con el envejecimiento que produce la muerte celular”. Además, se ha relacionado con otros efectos como la reducción de la presión arterial en personas con hipertensión crónica, o el efecto protector contra agentes carcinógenos.

Cuestiones como estas han motivado el estudio de la producción de melatonina de una forma fisiológica por el propio animal para la obtención de un alimento biofuncional rico en este tipo de sustancia, ya que en la actualidad no existe ningún producto cárnico de ciervo con estas características, por lo que se considera un trabajo pionero a nivel mundial.

Para el desarrollo del proyecto se cuenta con una inversión cercana a los 94.000 euros, cofinanciado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha mediante el programa de Apoyo a la Innovación Empresarial en Castilla-La Mancha y por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), a través del Programa Operativo FEDER 2014-2020 de Castilla-La Mancha.

El grupo investigador subraya en su proyecto la importancia de la industria de la carne de caza como una actividad de gran dimensión socio-económica en las zonas rurales de España. Así, según datos de la DG de Montes y Espacios Naturales de Castilla-La Mancha en los últimos años esta Comunidad se cobran anualmente más de 93.000 piezas de caza mayor principalmente de ciervo, lo que supone una facturación anual aproximada de 600 millones de euros, siendo España líder europeo en la producción de carne de ciervo.

Sin embargo, continúan, una de las principales limitaciones que encuentran las empresas agroalimentarias y, en particular, la industria de carne de ciervo para ser suficientemente competitivas es su escasa capacidad innovadora con falta de experiencia en Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i).

Por ello, una de las oportunidades que han sido detectadas en la estrategia de especialización inteligente (RIS 3) de Castilla-La Mancha y que quiere ser desarrollada en este proyecto es la elaboración mediante la innovación de un producto de calidad adaptado a las nuevas tendencias y gustos del consumidor que permita una mejor comercialización de la carne de ciervo así como un incremento de la rentabilidad de este sector.