La UCLM lidera una investigación para mitigar en zonas urbanas los daños por inundaciones

También participan el Instituto Geológico y Minero y las universidades de Valencia, Alicante y Politécnica de Valencia

Investigadores del proyecto MARCoNI en el sótano del edificio de Sabatini donde se han marcado las crecidas históricas del Tajo

Mejorar la resiliencia de las zonas urbanas ante la ocurrencia de inundaciones es el objetivo del proyecto MARCoNI, liderado por investigadores de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y financiado por el Programa Estatal de I+D+i orientada a los Retos de la Sociedad del Ministerio de Economía y Competitividad. En el proyecto MARCoNI participan también investigadores del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), de la Universidad de Valencia (UV) y de la Universidad de Alicante (UA).

La resiliencia es la capacidad que tiene un territorio para recuperarse tras una inundación. El proyecto MARCoNI, que este jueves ha sido presentado en el Campus de Toledo, quiere mejorar la resiliencia de las zonas urbanas ante los desbordamientos de los ríos. “Para ello, se aplicarán nuevas aproximaciones metodológicas que resulten en una caracterización realista de la incertidumbre en el análisis de riesgos”, explica el profesor de la Facultad de Ciencias Ambientales y Bioquímica José María Bodoque. “En su evaluación se tendrá en cuenta que dicho análisis tiene una componente subjetiva debido a la percepción que tiene la sociedad del riesgo”, añade.

Por otra parte, y con el objetivo de garantizar la disminución de la vulnerabilidad, “al tiempo que la mejora de la capacidad de adaptación de las zonas urbanas se diseñarán medidas de gestión, tanto de carácter estructural y no estructural y basadas en el análisis coste-beneficio”, señala el investigador.

MARCoNI se desarrollará en varias localizaciones de las cuencas altas de los ríos Alberche y Tietar (Sierra de Gredos), Eresma (Sierra de Guadarrama), Tajo (Sistema Ibérico), así como del levante peninsular (Barranc de Carraixet, Rambla del Poyo, Rambla de Castellana y Río Vernissa). En paralelo, también se realizarán análisis post-evento en el conjunto de la Península Ibérica.