La UCLM dedica a Teresa de Jesús el 25º Curso de Verano de Cultura Hispanojudía y Sefardí

Organizado en colaboración con la Asociación de Amigos del Museo Sefardí

La conexión familiar de Santa Teresa con el mundo converso y sus relaciones con Toledo y Castilla-La Mancha son algunos de los asuntos objeto del programa del 25º Curso de Verano de Cultura Hispanojudía y Sefardí, que este miércoles ha inaugurado en el campus toledano la vicerrectora de Relaciones Internacionales y Formación Permanente, Fátima Guadamillas. La iniciativa se desarrolla de forma simultánea a la estancia de 36 sefardíes de todo el mundo en la UCLM para aprender lengua y cultura españolas en un curso organizado conjuntamente con el Instituto Cervantes.

Dirigido por el decano de Humanidades, Ricardo Izquierdo, y por el director del Museo Sefardí, Santiago Palomero, el curso de verano más veterano de la UCLM alcanza el cuarto de siglo coincidiendo con el quinto centenario del nacimiento de Teresa de Jesús, motivo por el que el programa está dedicado al análisis del tiempo de la santa a través de las relaciones entre místicos y conversos.

En la inauguración, la vicerrectora señaló que el patrocinio continuado de esta iniciativa por parte del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, la Diputación de Toledo, el Ayuntamiento, el Museo Sefardí y la Real Fundación, al que este año se suma la Fundación SOLISS, demuestra la importancia de sus aportaciones en el terreno cultural y científico. El curso lleva 25 años “profundizando en todo tipo de temas relacionados con los judíos, el antijudaísmo o la dispersión sefardí”, apuntó Fátima Guadamillas, incidiendo en la relevancia de los análisis realizados sobre una época histórica “muy importante”.

La vicerrectora señaló también la coincidencia en el tiempo de este curso de verano con el curso ‘Sefarad: lengua, historia y cultura en Toledo’, que comprende los programas independientes ‘Toledo y Sefarad, periodo clave en la historia de España’ y ‘Después de Sefarad, cinco siglos construyendo la identidad sefardí’, que se celebra durante la primera quincena de julio organizado conjuntamente con el Instituto Cervantes. En este curso, según explicó Guadamillas, participan 36 sefardíes de todo el mundo “para conocer la lengua y la cultura de sus antepasados que tuvieron que marcharse”.

En el acto de apertura participaron también Eduardo Sánchez Butragueño, en representación de la Fundación SOLISS; Juan Ignacio de Mesa, como presidente de la Asociación de Amigos de Amigos del Museo Sefardí, y la concejal de Turismo y Artesanía, Rosana Rodríguez, que resaltó los vínculos de Toledo con la cultura judía y sefardí y afirmó que “no podemos conocer nuestra historia sin profundizar en este legado”. También dijo que para el Ayuntamiento de Toledo “es imprescindible tender la mano a las instituciones que colaboran en la labor de difusión e investigación en torno al pensamiento y la huella de esta cultura que es seña de identidad de la ciudad”.

La primera ponencia corrió a cargo del investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Miguel Ángel Bunes Ibarra, que trazó un perfil de Santa Teresa en función de Toledo y desde la óptica de sus antecedentes. Así, habló del mundo converso toledano y del abuelo judío de la santa que adoptó el cristianismo en 1485 y de su huida a Ávila “escapando de una deshonra que no fue tal”. También explicó como Teresa, “obviando esta problemática” viajó a Toledo, una ciudad que deja su impronta “en gran parte de sus mejores libros”.

Las siguientes sesiones del curso, en la Real Fundación de Toledo, abordarán asuntos como Santa Teresa en el Arte, las claves de su escritura, la mística, la Inquisición y los conversos o cómo era la ciudad que conoció la monja fundadora, entre otros.