La UCLM acoge mañana el concierto ‘Las lágrimas de San Pedro’, dedicado a la música y poesía en la España del Greco

En el marco del XX Congreso del Comité Español de Historia del Arte (CEHA), que estos días se celebra en el Campus de Toledo

Foto: facebook.com/NereydasILLAN

La iglesia-paraninfo de San Pedro Mártir (Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de Toledo) acogerá mañana a las 20.30 horas el concierto ‘Las lágrimas de San Pedro. Música y poesía en la España del Greco’, a cargo del conjunto de música antigua Nereydas y bajo la dirección de Javier U. Illán. Esta actividad, de carácter gratuito, estará enmarcada dentro de las actividades del XX Congreso del Comité Español de Historia del Arte (CEHA), que ayer fue inaugurado en Toledo por el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Miguel Ángel Collado.

El programa de ‘Las lágrimas de San Pedro’ estará formado por una selección de nueve madrigales con interludios musicales extraídos de Le lagrime di San Pietro, el ciclo compuesto a finales del siglo XVI por Orlando di Lasso (1532-1594) a partir de los poemas de Luigi Tansillo (1510-1568). Una segunda parte incluirá composiciones de Francisco Guerrero (1528-1599), Diego Ortiz (ha. 1510-1570) y el Cancionero de la Sablonara (hacia 1620).

“La obra de Orlando di Lasso -explica el musicólogo José María Domínguez, responsable de las notas al programa del concierto- viene a ser a la música lo que la de Miguel Ángel, Rafael y Donatello a las artes plásticas. Pero también algunas composiciones de Lasso se caracterizan por ser manieristas, es decir, por utilizar artificiosamente la técnica creativa: En Le lagrime di San Pietro la música expresa ideas poéticas, pinta palabras y sensaciones. Este uso amanerado de los sonidos representa el equivalente musical de la sofisticación técnica propia de pintores como el Greco”.

Domínguez, por otra parte, añade que existió una interrelación entre el autor del texto de Le lagrime di San Pietro, Luigi Tansillo, con el toledano Garcilaso de la Vega. “Testimonio de la óptima relación que mantuvieron son las cinco veces que Tansillo cita al toledano en sus poesías, siendo la más célebre el soneto en que, con profundas resonancias musicales, retrata a Garcilaso con la cítara colgada al cuello, con la espada al flanco y la pluma en la mano, es decir, la apoteosis del perfecto cortesano. Viceversa, Garcilaso menciona al napolitano en su soneto XXIV e imita su estilo en la Égloga primera”. Con respecto al responsable de la música, Orlando di Lasso, “tuvo con Le lagrime di San Pietro uno de los testamentos musicales más destacados de la historia de la música, comparable a El arte de la fuga de Bach o al Requiem de Mozart. No en vano, la obra es una síntesis del estilo de Lasso, máximo representante de la polifonía renacentista, caracterizado por su equilibrio y claridad, principios a los que se subordinan la declamación y expresividad retórica del texto”.

El programa se completa, a modo de interludio instrumental, con obras de Francisco Guerrero y Diego Ortiz. Este último, natural de Toledo, desarrolló, como Garcilaso, parte de su carrera en Nápoles donde fue maestro de capilla en la corte del virrey. Publicó su importante Tratado de Glosas en Roma en 1553. Por último, como contrapunto al foco italiano y espiritual del concierto, oiremos una pieza profana del Cancionero de la Sablonara, una destacada colección de canciones o tonos españoles de principios del siglo XVII, de los que bien pudo haber gustado el Greco en sus últimos años de vida.

Fundado en 2010 por Javier Illán, Nereydas es un conjunto musical que nace para interpretar música antigua con criterios historicistas y particularmente el repertorio orquestal del siglo XVIII. Entre sus presentaciones destacan los conciertos con el aclamado contratenor italiano Filippo Mineccia, así como sus propuestas ‘Colpa, Pentimento e Grazia’ o ‘El llanto de la Madre’, nominadas en varias ocasiones a mejor espectáculo musical en la Red de Teatros de Castilla-La Mancha.

Javier Illán (Toledo, 1981) inició sus estudios en el Conservatorio Jacinto Guerrero de Toledo con el profesor Santiago de la Riba. Ingresó en el Real Conservatorio Superior de Madrid, licenciándose en la especialidad de Violín en el Centro Superior de Música del País Vasco Musikene. Está en posesión de un título de experto universitario en Análisis e Interpretación Musical por la Universidad de Oviedo, así como de un diploma del Centre Européen de recherche et pratique musicales de Saintes (Francia). Se ha formado en dirección de orquesta y coro en España y Austria, y estudiado dirección de ópera con Julius Kalmar. Asimismo, se ha especializado en dirección de orquesta histórica con Manfred Huss en Viena. Entre sus recientes producciones al frente de Nereydas destacan Niccolò Jommelli, el compositor de la luz (interpretado en el XXX Festival Iberoamericano de Música Manuel de Falla de Cádiz) y el libro disco Angélico Greco, que ha merecido los mejores elogios de la prensa divulgativa y especializada.