La región sigue creciendo y baja el paro, según el Termómetro Económico de la UCLM y Caja Rural

La edición incide en la promoción del turismo patrimonial y del turismo idiomático

Participantes en la presentación del Termómetro

Castilla-La Mancha crece de manera firme, sostenida y cada vez más cerca del crecimiento de España, según el Termómetro Económico correspondiente al tercer trimestre de 2017 elaborado por la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha a través de la Cátedra de Innovación y Desarrollo Cooperativo y Empresarial. La edición incluye sendas colaboraciones dedicadas al turismo patrimonial y al turismo idiomático, a cargo de los profesores Luis Alfonso Escudero y Alicia Mellado, respectivamente.

En la participación de resultados, celebrada en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de Toledo, participaron la vicerrectora de Internacionalización y Formación Permanente, Fátima Guadamillas; el gerente de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha, Vicente Muñoz; el profesor de Organización de Empresas y coordinador del Termómetro, Mario Donate, y el profesor de la Facultad de Humanidades de Toledo Luis Alfonso Escudero.

Vicente Muñoz consideró una “gran noticia” la mejoría del crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla-La Mancha pues si entre abril y junio creció un 1,9 % de tasa interanual, cuando España crecía al 3,1 %, en el trimestre analizado de julio a septiembre creció hasta el 2,3 %, mientras que en el resto del país se mantuvo firme en el 3,1. La otra “gran noticia”, según el gerente de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha, es que “hemos roto la barrera del 20 % de paro”. “Si el trimestre pasado lo cerrábamos con un 22,24 por ciento, en este tercer trimestre hay una tasa de paro del 18,6%, que es muchísimo, pero la mejoría es extraordinaria”, señaló.

Por su parte, el profesor Donate subrayó que “seguimos en la senda de la recuperación” del crecimiento iniciado en 2015, aunque en menor medida que la media nacional en términos interanuales”. Como datos positivos del trimestre señaló la evolución del consumo y las exportaciones y la reducción del paro y el déficit público. Como datos negativos citó la actividad industrial, “que aunque se mantiene con respecto al mismo trimestre de 2016 evoluciona a un ritmo menor que otros sectores, sobre todo servicios”, así como la creación de menos empresas que en el mismo periodo del año anterior.

Por otra parte, el Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla-La Mancha creció de enero a septiembre de 2017 un 2,3 por ciento en términos interanuales, por encima del 1,9 por ciento del trimestre anterior, aunque inferior al 3,1 por ciento de incremento nacional. El índice de confianza empresarial siguió creciendo en la región, tanto con respecto al trimestre anterior (2,08 %) como en términos interanuales (6,52 %). Además, la actividad industrial permaneció estable con respecto al mismo periodo del año anterior, con un crecimiento por debajo de la media nacional, y el índice de actividad del sector servicios aumentó con una evolución similar al conjunto nacional.

Como datos más reseñables referidos al turismo, la vicerrectora de Internacionalización y Formación Permanente apostó por sectores novedosos como el turismo patrimonial y geográfico o el idiomático, áreas en las que “Castilla-La Mancha puede tener más potencial de crecimiento”. Guadamillas recordó que la UCLM, como centro acreditado por el Instituto Cervantes, lleva más de veinte años de experiencia en la enseñanza del idioma español a más de 2.000 estudiantes extranjeros cada año, por lo que insistió en favorecer este sector aprovechando la declaración de 2018 como Año Europeo del Patrimonio.