La Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UCLM reconoce la labor investigadora de sus profesores doctorados desde 2010

El centro del Campus de Ciudad Real ha entregado hoy la medalla de doctor a doce investigadores

Los doctores, junto al decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales

Una docena de profesores de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales del Campus de Ciudad Real que obtuvieron el grado de doctor entre los años 2010 y 2016 han recibido hoy un reconocimiento y la insignia que les acredita con este título. El acto ha sido presidido por el decano del centro, Juan José Rubio, quien durante su intervención ha defendido la importancia que tiene esta formación académica para el conjunto de la sociedad.

La Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Castilla-La Mancha en el Campus de Ciudad Real ha celebrado hoy un sencillo acto de reconocimiento a la labor y entrega investigadora de los profesores de este centro que desde 2010 y hasta la fecha han obtenido el grado de doctor.

Se trata, en palabras del decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de Ciudad Real, Juan José Rubio, de un “acto de justicia académica” con el que el centro pretende “recuperar la tradición litúrgica de nuestra Universidad”, ya que “habiendo leído su tesis en un período de crisis y zozobra no pudieron recibir las insignias que les reconocen como doctores”.

En su intervención, y antes de la entrega de la medalla a la docena de investigadores reconocidos, el decano ha ensalzado la figura del doctorado como “pieza esencial, necesaria pero no suficiente, para el desarrollo de un tejido cultural y científico que conecte y enriquezca los distintos actores y objetivos sociales” y se ha referido a la “tarea adicional al quehacer investigador” que científicos y académicos de España tienen de “demostrar para qué sirve un doctorado”. “Si la sociedad no vislumbra las implicaciones de un doctorado, tendrá difícil estimar qué importancia le concede a la investigación y le faltará criterio para situar el nivel de la inversión pública en la exploración del conocimiento”, ha dicho Rubio.

En ese sentido, el profesor Rubio ha definido al doctor como “un profesional de la ciencia, altamente cualificado y con experiencia demostrable para enfrentarse a problemas, hacerse preguntas, ser crítico con su propia investigación y la de otros y hacer avanzar el conocimiento” y ha advertido que mientras en países centroeuropeos, como Alemania, este título es comprendido y valorado socialmente, en España no ocurre así. Es más, Juan José Rubio ha afirmado que mientras en tales países la mayoría de los políticos acceden a su puesto de responsabilidad con un doctorado, en el nuestro a veces “no tienen la formación universitaria más adecuada para su cargo” y ha lamentado que las tesis doctorales sólo tengan eco en los medios de comunicación cuando se detecta un fraude que obliga a dimitir a un político, algo que “de momento solo ocurre en otros países porque nuestros políticos no tienen doctorados y porque no acostumbran a dimitir pase lo que pase”.

Por último, el decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de Ciudad Real ha felicitado a quienes han vinculado su vida al desarrollo de una carrera investigadora en este centro para la cual el doctorado es “el primer hito” y “probablemente el más importante para su proyección posterior, porque marcará su vocación investigadora y su temática profesional en el mundo académico o empresarial”.

De los doce profesores homenajeados, cinco corresponde al Grado en Administración y Dirección de Empresas y el resto al Grado en Derecho. En nombre de todos ellos, la profesora Estrella Díaz ha tomado la palabra para recordar los “sinsabores y alegrías” que conlleva el doctorado, “una carrera sin fondo, costosa en lo académico y en lo personal, que supone el final de una etapa y te sitúa en el punto de partida para iniciar nuevos retos”.