La Escuela Superior de Informática repasa su historia de mano de sus directores y rectores de la UCLM

El centro celebra sus 25 años de vida docente e investigadora

Participantes en el acto conmemorativo del 25 aniversario de la Escuela Superior de Informática

Profesores, personal de administración y servicios y alumnos de la Escuela Superior de Informática de Ciudad Real han rememorado, en unos casos, y conocido, en otros, la historia del centro de mano de quienes han sido sus máximos responsables en sus 25 años de funcionamiento, así como de los rectores de la Universidad de Castilla-La Mancha. A lo largo del acto celebrado con motivo de la conmemoración de este aniversario, los participantes han coincidido en señalar que la de la Escuela es una historia de éxitos y logros en beneficio de la institución y de la sociedad.

La Escuela Superior de Informática en el Campus de Ciudad Real ha reunido hoy, con motivo de los actos conmemorativos de su 25 aniversario, a quienes en este tiempo han sido sus directores, así como a los rectores de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM). Todos han repasado ante profesores, alumnos y personal de administración y servicios la historia de un centro que ha cosechado grandes éxitos, fruto del esfuerzo, la excelencia y la profesionalidad de quienes han trabajado y trabajan en ella, tal y como se puso de manifiesto a lo largo del acto.

Los exdirectores de la Escuela Superior de Informática, José Flores, Francisco Ruiz, Juan Carlos López y Miguel Ángel Redondo; así como los exrectores de la Universidad regional, Luis Arroyo y Ernesto Martínez Ataz, desgranaron a lo largo de sus intervenciones el trabajo realizado en sus sucesivas etapas para, en unos casos, crear e impulsar y, en otros, desarrollar el centro y las iniciativas académicas e investigadoras que en él se forjaron. “Éxito de madurez”, “sentido común”, “ilusión”, “sana ambición de superación”, “trabajo colectivo” o “palanca de transformación” fueron algunas de las frases pronunciadas por los interlocutores para referirse a una Escuela que ha formado a más de 2.100 egresados, casi un centenar de doctorados y ha obtenido proyectos de investigación por un valor superior a los 11 millones de euros desde 2006.

Al presente de la Escuela Superior de Informática se refirió su director, Eduardo Fernández-Medina, quien tras señalar que el posicionamiento y resultados del centro son fruto del esfuerzo colectivo, apuntó que son tres los ejes estratégicos en los que trabaja el actual equipo de gobierno: la mejora de la formación y oportunidades profesionales de los estudiantes, la generación de valor en el entorno social y empresarial, y la conexión de la escuela con la sociedad para mejorar la visibilidad de la misma y la percepción de la informática por parte del conjunto de la ciudadanía.

Asimismo, en su intervención Fernández-Medina indicó que a día de hoy el reto principal de la Escuela Superior de Informática pasa por continuar el camino de éxitos cosechados y añadió que para ello son tres los retos marcados: aportar valor añadido a la formación del alumnado; recuperar el ritmo investigador de años pasados, lo que implica más personal y atraer más recursos económicos; y conseguir la consolidación de la plantilla de profesorado acorde a las plazas conseguidas por la misma.

El rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado, cerró el acto conmemorativo “pensando en el futuro” que, dijo, es “lo que toca”. En sus 25 años de historia, primero como Escuela Universitaria de Informática y desde 1998 como Escuela Superior de Informática, el rector reconoció la “excelente labor” desempañada en docencia, investigación, transferencia y cultura y consideró que es preciso continuar en esa línea para que la “UCLM sigamos aprendiendo de vosotros y sigáis siendo orgullo de la misma y del conjunto de la sociedad”.

Asimismo, el rector felicitó y agradeció a la Escuela Superior de Informática las actividades programadas a lo largo de la semana para festejar su 25 aniversario porque son un escaparate para que la sociedad sepa qué aporta y los beneficios que tiene para la sociedad, y porque “nos sirve para demostrar que trabajáis para ella, pues formáis excelentes profesionales, hacéis investigación de calidad y transferís conocimiento e innovación”.

Al término del acto, los protagonistas del mismo tuvieron oportunidad de visitar en el vestíbulo de la Escuela el “Hall of fame”, una serie de paneles con información de titulados que han desarrollado una actividad profesional relevante.