Inmersión universitaria sin barreras

La UCLM celebra el programa ‘Campus Inclusivos, Campus sin Límites’ en el que participan 10 estudiantes de Secundaria con discapacidad

Autoridades y participantes en el programa Campus Inclusivo, Campus sin Límites

Ser una Universidad más inclusiva e igualitaria. Es una de las apuestas de la Universidad de Castilla-La Mancha que materializa a través de distintas acciones, la última, el programa ‘Campus Inclusivos, Campus sin Límites’, de Fundación ONCE, Fundación Repsol y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. El proyecto, que ha comenzado hoy y al que la institución se suma por primer año, permitirá a una decena de estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y ciclos formativos con discapacidad sumergirse durante una semana en la vida universitaria y conocer como es su día a día.

Un grupo de diez estudiantes preuniversitarios con discapacidad o necesidades educativas especiales procedentes de diferentes puntos del país pasarán una semana en la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), donde tendrán la oportunidad de conocer y vivir la experiencia universitaria de primera mano.

Ellos forman parte del proyecto ‘Campus Inclusivos, Campus sin Límites’, un programa puesto en marcha por Fundación ONCE, Fundación Repsol y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que en esta edición implica a nueve universidades y al que por primera vez se suma la UCLM a través de su Servicio de Apoyo al Estudiante con Discapacidad (SAED). Su finalidad principal es contribuir a reducir el abandono escolar temprano de estudiantes y que continúen su formación superior, a fin de facilitar su acceso a un empleo cualificado y de calidad en el futuro.

Durante su participación en este programa, que hoy ha inaugurado el rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado, los jóvenes visitarán distintos centros y servicios de los cuatro campus universitarios donde conocerán su oferta académica y participarán en talleres de temática diferente como el de herramientas para la búsqueda de información, de idioma y cultura japonesa, de salud sexual y reproductiva, de exploración cardiopulmonar, de programación de un robot guía, de técnicas de masaje con fines terapéuticos o de radio y televisión, entre otros. Además, su estancia en la Universidad regional se complementará con actividades culturales, deportivas y de ocio y con visitas a empresas.

Un programa intenso que concluirá el día 10 y del que el rector de la UCLM ha invitado a disfrutar a los jóvenes, de los que ha dicho, la institución académica se siente “orgullosa” porque “sois los abanderados de otros compañeros y tenéis espíritu para formaros y avanzar”. En su intervención, el rector ha manifestado que la UCLM es una universidad con un elevado grado de compromiso social y ha reconocido que son los propios alumnos “los que nos estimuláis a avanzar en políticas de inclusión social”. Por ello, les ha pedido que durante su estancia se impliquen, interactúen y den su opinión para que “podamos conocer en qué fallamos y así mejorar”.

Mensaje que han recogido los alumnos. Uno de ellos, José Rodríguez Montejano, estudiante de Bachillerato en el instituto San Blas de Añover de Tajo (Toledo) con una discapacidad visual, se ha congratulado de poder conocer el entorno universitario cuando aún le queda un curso para concluir la etapa de Secundaria. Su intención es estudiar Medicina, una “meta difícil” pero “igual que para otros, porque que tenga una discapacidad no significa que no pueda estudiar, sólo que tengo que superar más barreras”.

En la inauguración de esta experiencia pionera para la UCLM, la vicerrectora de Estudiantes y Responsabilidad Social, Ana Carretero, ha incidido en el lema del SAED: “no importa de dónde vengas, sino hacia dónde quieres llegar”, para dejar claro que la formación integral es una de las “señas de identidad” de la Universidad regional; al tiempo que ha incidido en que “una universidad pública inclusiva contribuirá a formar una sociedad más inclusiva”.

El proyecto de la UCLM ha sido el tercero mejor valorado de los presentados a la quinta edición de ‘Campus Inclusivos, Campus sin Límites’, tal y como ha explicado José María Velarde, técnico del Comisionado para Universidad, Juventud y Planes Especiales de Fundación ONCE, quien ha destacado el buen hacer de la institución regional, la cual con este programa tiene ante sí una oportunidad para “detectar problemas en materia de discapacidad, actuar y mejorar en igualdad de oportunidades e inclusión”. Desde su puesta en marcha, el programa ha implicado a 22 universidades y 600 jóvenes.