Humanidades de Toledo analiza las ciudades patrimonio en perspectiva histórica

Aborda los casos de Toledo, Cuenca, Santiago de Compostela y Alcalá de Henares

Participantes en la presentación del curso de verano

Las repercusiones que la declaración como Ciudad Patrimonio de la Humanidad ha tenido para Toledo, Cuenca, Santiago de Compostela o Alcalá de Henares, especialmente en aspectos relacionados con la conservación o el turismo, son objeto de análisis en el curso de verano que este lunes ha comenzado en el campus toledano de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM). La iniciativa, avalada por el Ayuntamiento en el marco de las conmemoraciones del 30º aniversario de la declaración, se desarrolla hasta mañana con la intervención de arquitectos e historiadores, entre otros especialistas.

La UCLM, a través de la Facultad de Humanidades, se ha sumado a la celebración del 30º aniversario de la declaración de Toledo como Ciudad Patrimonio con distintas iniciativas desde la pasada primavera, entre las que destacan un seminario, varias exposiciones o visitas guiadas a distintos puntos de interés patrimonial. Así lo destacó la decana, Rebeca Rubio, en la inauguración del curso de verano ‘Las ciudades Patrimonio de la Humanidad en perspectiva histórica’, al que asisten hasta mañana martes 25 estudiantes de Humanidades, Arquitectura, Historia, Historia del Arte y otras disciplinas afines.

En su intervención, la decana destacó la aportación del centro a la ciudad de Toledo a través de su actividad docente e investigadora e incidió en el “despliegue de difusión y divulgación sobre el patrimonio para trasladar este mensaje a la ciudadanía”. En este sentido, señaló que el curso de verano conecta con estas acciones y aborda “específicamente” algunos aspectos de relevancia para ciudades Patrimonio de la Humanidad como Toledo.

También participó en la presentación del curso el vicealcalde de Toledo, José María González Cabezas, quien destacó la implicación de instituciones como la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, o la propia UCLM, a través de la Facultad de Humanidades, a las actividades conmemorativas del 30º aniversario de la declaración como Ciudad Patrimonio, subrayando que se trata de “un trabajo realizado al unísono y de manera cordial”.

También señaló la participación del Consorcio de Toledo en el desarrollo del programa, así como su “importancia en la rehabilitación y recuperación de espacios monumentales y también particulares”, y la ponencia sobre el patrimonio conventual que esta tarde desarrolla el profesor Carlos Vizuete. El vicealcalde manifestó que “la clausura es un problema” porque “los conventos se van quedando vacíos y el patrimonio que tienen es inmenso”. Sobre este particular apuntó a Santa Clara y Santa Rita, cerrados ya, y apostó por la búsqueda de soluciones “entre todos”. Finalmente, dijo que es preciso “legar el patrimonio en las mejores condiciones, incluso mejorarlo” y, además, “hay que potenciarlo y hacerlo compatible con la vida del siglo XXI”.

En la inauguración del curso de verano también participaron sus directores, los profesores Ricardo Izquierdo y María José Lop, y la directora académica del Vicerrectorado de Cultura y Extensión Universitaria, Iris Saz. La primera sesión, dedicada a Toledo, incluye ponencias sobre la conservación del patrimonio histórico, las intervenciones en la ciudad, el impacto del turismo u otras ciudades patrimonio en Castilla-La Mancha. La segunda y última sesión, que se celebrará mañana, analizará los casos concretos de Cuenca, Santiago de Compostela y Alcalá de Henares.