Expertos de 25 países se reúnen la UCLM para avanzar en el glioblastoma, uno de los cánceres más agresivos que se conocen

El encuentro se celebra en el Campus de Toledo del 9 al 12 de septiembre

Imagen de archivo del Campus Tecnológico de la Fábrica de Armas

Del 9 al 12 de septiembre tendrá lugar el II Congreso Internacional en Investigación Básica y Clínica en Glioblastoma, que se celebrará en el Campus Tecnológico de la Fábrica de Armas de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), en Toledo. El encuentro reunirá a 200 expertos de 25 países para avanzar en la lucha contra el glioblastoma, uno de los cánceres más agresivos que se conocen.

El congreso ha sido organizado por la UCLM, la Red Española de Investigación en Glioblastoma y HM Hospitales y está codirigido por Ángel Ayuso (director del Laboratorio de Tumores Cerebrales de la Fundación de Investigación HM Hospitales), Pilar Sánchez-Gómez (directora del laboratorio de Neuro-Oncología del Instituto de Salud Carlos III) y Víctor Pérez (catedrático y director del Laboratorio de Oncología Matemática de la UCLM).

El glioblastoma es una enfermedad incurable, siendo además el tumor cerebral maligno más frecuente con entre 1.000 y 2.000 nuevos casos diagnosticados en nuestro país cada año. Incluso con las mejores terapias disponibles la supervivencia está en torno a los 15 meses y tan solo un 10 % de los pacientes sobrevive más de dos años.

Esta es la segunda edición del congreso, tras la celebrada en 2011 en Valencia. En esta ocasión participarán conferenciantes internacionales de primera línea que presentarán nuevos resultados y perspectivas de los diferentes aspectos del glioblastoma, desde la biología del tumor a la práctica clínica, destacando la importancia de las terapias personalizadas en el abordaje de dicha enfermedad. Asimismo, se han inscrito 200 congresistas procedentes de 25 países que podrán asistir a las 52 presentaciones orales y a más de 70 en formato poster que desarrollarán durante el encuentro.

Una de las características principales del congreso es su marcado carácter interdisciplinar, contando tanto con la presencia de facultativos de distintas especialidades que trabajan en el día a día con la enfermedad (oncólogos, radiólogos, patólogos, neurocirujanos, etc.), como con científicos básicos: biólogos, matemáticos, bioquímicos, etc., que investigan en los fundamentos de la enfermedad y buscan nuevas terapias.

El doctor Ángel Ayuso, codirector del congreso, explica que “con los tratamientos actuales, a pesar de que no se puede curar, se consigue aumentar ligeramente la esperanza de vida. Sin embargo, conseguir nuevos marcadores que permitan identificar mejor los diferentes tipos de glioblastoma e identificar nuevas dianas contra las cuales dirigir los tratamientos más avanzados, sólo se puede hacer a través de un conocimiento más profundo de la biología del tumor. Esto es, a través de investigadores, de una mejora en la gestión de la investigación y de un aumento de los fondos destinados a investigar”.

Por su parte, la doctora Pilar Sánchez-Gómez detalla que a lo largo del congreso “se tratarán los avances técnicos con las tecnologías ómicas, que han permitido identificar más biomarcadores y potenciales dianas terapéuticas y se presentarán nuevos resultados y perspectivas de los diferentes aspectos del glioblastoma, desde el diagnóstico clínico y molecular, hasta el desarrollo de nuevas terapias”.

Una de las novedades de esta edición es la participación de un nutrido grupo de matemáticos de distintos países. Según explica el profesor Víctor Pérez, codirector del congreso y catedrático de Matemática Aplicada en la UCLM, “utilizando las matemáticas se puede llegar a comprender mejor la relación entre los distintos elementos de la enfermedad y diseñar mejores terapias, tanto novedosas como aprovechando los tratamientos existentes”.

El congreso será inaugurado el 10 de septiembre con la presencia de la vicerrectora de Relaciones Internacionales y Formación Permanente de la UCLM, Fátima Guadmillas; del director general de HM Hospitales, el doctor Juan Abarca Cidón y el director general de Asistencia Sanitaria del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), José Antonio Ballesteros Cavero.