Especialistas acercan a los estudiantes la perspectiva práctica del Derecho

Seminario sobre Argumentación y Negociación

Cartel del Seminario

Los profesores de Filosofía del Derecho Josep Aguiló y Juan Ramón de Páramo han participado en el Seminario sobre Argumentación y Negociación organizado por la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) con el objetivo de acercar a los estudiantes la perspectiva práctica del Derecho.

La Facultad de Ciencias Sociales de Cuenca ha acogido el Seminario sobre Argumentación y Negociación con el objetivo de acercar la perspectiva práctica del Derecho, tanto a los estudiantes que comienzan sus estudios de Grado como a los que están especializando en la práctica jurídica en los estudios de posgrado.

El Seminario ha contado con una mesa redonda moderada por el docente Jerónimo Betegón. En ella han participado dos expertos en argumentación y negociación: Josep Aguiló, catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad de Alicante; y Juan Ramón de Páramo, decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de Ciudad Real y catedrático de Filosofía del Derecho.

Aguiló es autor del libro El arte de la mediación. Argumentación, negociación y mediación. Propone una concepción argumentativa de la negociación y la mediación como modos de debate que deben regirse por criterios de racionalidad. Por su parte, De Páramo insiste en que el protagonismo de la adjudicación argumentativa en los procesos jurídicos y, en general, de resolución de conflictos, está sobrevalorado; siendo necesario mostrar la relevancia del pensamiento estratégico en dichos contextos.

Durante la celebración de este Seminario se ha insistido también en los fines prácticos del Derecho como facilitar la cooperación y resolver los conflictos sociales. Un factor que puede comprenderse si se concibe como un proceso argumentativo y estratégico. No en vano, el análisis de las dimensiones de la argumentación que intervienen en contextos jurídicos y de las respuestas posibles a los problemas estratégicos que plantea el Derecho resulta esencial en la formación de los juristas.