El Instituto Confucio de la UCLM comenzará su actividad en Ciudad Real con cursos de chino para niños y adultos

Actividades culturales y lúdicas, talleres de caligrafía o espectáculos completarán la programación a lo largo del curso

Fátima Guadamillas (3ª dcha.), flanquedada por Ángela Celis (i) y Xu Caixia (d)

La Universidad de Castilla-La Mancha es desde el mes de abril sede oficial del Instituto Confucio en la región, organismo comprometido con la promoción de la lengua y cultura chinas. Con la llegada del nuevo año académico, el Instituto ha sido presentado hoy en Ciudad Real, donde comenzará su actividad con la oferta de cursos para niños y adultos.

El Instituto Confucio de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) iniciará el próximo mes de octubre su actividad académica en el Campus de Ciudad Real con la impartición de cursos de lengua y cultura china para adultos y niños de entre 8 y 17 años. El Instituto Confucio, que hoy ha sido presentado en la Facultad de Letras, es el primero de la región y abrió sus puertas en el mes de abril en Toledo por iniciativa de las universidades de Castilla-La Mancha y de Nanchang (China) con el objetivo de promover la enseñanza de la lengua y la cultura chinas y potenciar el compromiso y la presencia internacional de la institución académica en el país asiático.

El curso para niños, pionero en la región, tiene una carga docente de 80 horas, a razón de tres horas semanales entre el 5 de octubre y el 19 de enero (primer cuatrimestre) y entre el 29 de enero y el 4 de mayo (segundo cuatrimestre). Este curso, que se impartirá solo en nivel iniciación, incluirá dos grupos por edades (de 8 a 12 años y de 13 a 17 años), con clases que se desarrollarán los viernes por la tarde y los sábados por la mañana, para el primero, y los lunes y los miércoles por la tarde, para el segundo.

El curso de lengua y cultura china para adultos, de 104 horas, retoma las enseñanzas impartidas previamente en los campus por el Centro de Lenguas de la UCLM y se impartirá en cuatro niveles. Para determinar en cuál se sitúa el alumno, al inicio del curso se efectuará una prueba de nivel. El estudiante también puede acreditar sus conocimientos mediante la presentación de la certificación oficial HSK o de la Escuela Oficial de Idiomas. El calendario académico coincide con el curso para niños y las fechas serán lunes y miércoles por la tarde para los niveles I y III y martes y jueves, también por la tarde, para los niveles II y IV. En todos los cursos, la docencia estará a cargo de profesorado nativo con perfil tanto de filología española como de enseñanza de chino como lengua extranjera.

El Instituto Confucio completará su actividad a lo largo del curso con diversas iniciativas de difusión cultural como talleres de caligrafía, ceremonia del té, espectáculos de cultura china o la celebración del Día Internacional del Instituto Confucio que tendrá lugar en los cuatro campus de la UCLM el día 28 de septiembre con una jornada de puertas abiertas. Además, este organismo ofertará la convocatoria de exámenes (HSK, YCT y HSKK) para niños y adultos para la acreditación oficial del conocimiento de la lengua china.

Actualmente en España hay ocho institutos Confucio. El de la UCLM es el primero de la región y el séptimo en abrir sus puertas en el país. Su presentación en Ciudad Real ha corrido a cargo de la vicerrectora de Internalización y Formación Permanente, Fátima Guadamillas; y las directoras local y nativa del organismo, Ángela Celis y Xu Caixia, respectivamente. Durante el acto, Guadamillas ha puesto de relieve el “hito” que constituye la apertura del Instituto Confucio para la presencia internacional de la UCLM, institución académica que mantiene estrechos lazos de unión con el país oriental y una arraigada tradición en la promoción de la lengua y la cultura china.

Aunque la sede física del Instituto Confucio se encuentra en Toledo, mantendrá presencia física en los cuatro campus universitarios de la UCLM y en Talavera de la Reina y sus actividades estarán abiertas no sólo a universitarios, sino a cualquier ciudadano atraído por el conocimiento de la lengua y la cultura del país asiático. Además de la oferta del propio organismo, el instituto está abierto a las demandas que ciudadanos y empresarios pudieran presentarle.