Avelino Corma defiende en la UCLM que sin investigación básica no hay tecnología

Dictó una conferencia sobre química sostenible en el Campus Tecnológico de la Fábrica de Armas de Toledo

Miguel Ángel Collado y Avelino Corma en el Campus Tecnológico de la Fábrica de Armas de Toledo

El premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2014 Avelino Corma ha visitado hoy la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) para dictar en el Campus Tecnológico de la Fábrica de Toledo una conferencia sobre química sostenible. En su intervención, el prestigioso investigador del Instituto de Tecnología Química ITQ (CSIC/UPV) afirmó que “solo si creamos conocimiento podemos hacer tecnología” y defendió una química que genere “el mínimo de residuos”, que consuma “las mínimas cantidades de energía” y que optimice el uso de materias primas, “preferiblemente renovables”.

De forma previa a su conferencia, promovida por la Facultad de Ciencias Ambientales y Bioquímica y por el Instituto de Nanociencia, Nanotecnología y Materiales Moleculares (INAMOL), el profesor Corma mantuvo un encuentro con un grupo de estudiantes de doctorado, con los que conversó sobre la situación de la investigación en España y en Europa o los requisitos para ser un buen investigador, así como otras cuestiones más técnicas como el almacenamiento de hidrógeno y su uso como combustible o el reciclado de residuos para la obtención de cerámicas.

El investigador del ITQ (CSIC-UPV), que situó el objetivo de sus investigaciones actuales en lograr “que los catalizadores reconozcan las moléculas con la misma precisión que las enzimas”, animó a los jóvenes investigadores a realizar una o dos estancias posdoctorales en el extranjero para conocer otra manera de abordar un problema. “Yo querría que esos jóvenes tengan la oportunidad de volver a España y aplicar aquí sus conocimientos para mejorar nuestro país”, indicó. También les propuso participar en programas de investigación europeos con elevado nivel de financiación. La mayoría, precisó, “implican colaborar con grupos de excelencia”.

El profesor Corma subrayó la “pasión por el trabajo” como el gran requisito del buen investigador y apostó por la innovación como uno de los elementos del éxito. “Si sigues el mismo camino que otros vas a encontrar lo mismo que han encontrado otros. Siempre hay que tener un proyecto de riesgo para intentar romper un paradigma”. En este sentido, también recomendó a los doctorandos “salir fuera y competir” para obtener contratos de empresas extranjeras y traerlos aquí.

El premio Príncipe de Asturias de Investigación 2014 considera que la población “sí aprecia el trabajo investigador”. Sin embargo, dijo, “tengo la impresión de que muchos dirigentes no conocen la investigación, por lo que difícilmente podrán apreciarla de primera mano”. El investigador afirma que si en muchos campos las empresas luchan por sobrevivir “difícilmente pueden apreciar la investigación a largo plazo dirigida a aumentar el nivel de conocimiento”.

A preguntas de los estudiantes sobre los recortes, el profesor Corma manifestó entender que la sanidad sea una preocupación prioritaria para los españoles. “Luego está la educación, que es clave para el futuro de las generaciones”, dijo. También defendió la investigación porque “solo si creamos conocimiento podemos hacer tecnología. Reclamadlo con la fuerza que tenéis, en muchos casos lo único que se entiende son los votos”.

En su encuentro con los medios de comunicación insistió en su defensa de la investigación básica, sin la que, determinó “no existe tecnología”. También expresó su preocupación por el gap generacional, afirmando que “habrá que crecer por encima del número de jubilaciones durante muchos años para poder recuperar lo que se ha perdido”. Finalmente habló sobre los combustibles del futuro, destacó el peso de las energías renovables en España y señaló el sistema funcionarial como uno de los problemas que dificultan el horizonte de la investigación en España.

En la conferencia, en la que estuvo acompañado por el rector, Miguel Ángel Collado, y por el director general de Universidades, Innovación e Investigación de la Junta de Comunidades, José Manuel Velasco, entre otros, explicó cómo es la química “que estamos haciendo y queremos hacer para un futuro sostenible”. El profesor Corma definió la química sostenible como o aquella que genera “mínimos residuos, consume mínimas cantidades de energía y utiliza de la mejor manera las materias primas, en la medida de los posible renovables”.