Alumnos de la UCLM aprenden cómo la biotecnología puede aumentar el rendimiento de la agricultura

Prosigue el III Ciclo de Seminarios de Investigación en Biomedicina y Biotecnología de la Facultad de Ciencias Ambientales y Bioquímica

Momento de la conferencia

La Facultad de Ciencias Ambientales y Bioquímica de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha retomado el III Ciclo de Seminarios de Investigación en Biomedicina y Biotecnología con la intervención de la investigadora del grupo de Biotecnología y Biología Molecular de Plantas Carolina Escobar. La conferencia versó sobre el control de plagas agrarias mediante el uso de herramientas biotecnológicas.

En su exposición, titulada ‘Genética molecular y genómica funcional para estudiar la diferenciación de las células gigantes inducidas por nematodos fitoendoparásitos’, la profesora Escobar explicó que los nematodos fitoendoparásitos formadores de agallas son parásitos de muy difícil control que provocan plagas en cultivos importantes y producen cuantiosas pérdidas agrícolas. “Los métodos actuales de control basados en pesticidas, genética clásica, biocontrol, etc., no son eficaces ni económicamente rentables. Por tanto, vemos necesaria una búsqueda de herramientas biotecnológicas que puedan contribuir a su control”, dijo.

Estos nematodos migran intercelularmente por las raíces de las plantas penetrando finalmente en el cilindro vascular donde se establecen induciendo unas células nutricias, llamadas ‘células gigantes’, encargadas de su alimentación hasta completar su ciclo vital. “Estas células son metabólicamente muy activas y presentan una fisiología alterada producto de cambios en numerosos procesos”, señaló. La investigadora explicó que, por ejemplo, sufren mitosis con citocinesis incompletas, dando lugar a células polinucleadas que además experimentan endoreduplicación. “También sufren cambios morfológicos y funcionales, adquiriendo formas muy irregulares e invaginaciones de membrana para aumentar la relación superficie/volumen y así favorecer el intercambio de nutrientes”, señaló.

La profesora explicó también cómo trabaja el grupo de investigación en el que desarrolla su labor. “Para comprender qué mecanismos gobiernan estos cambios, hemos analizado los transcriptomas de estas células gigantes previamente microdiseccionadas por láser, mediante hibridación de microordenamientos de DNA”, dijo. También han identificado un factor de transcripción crucial para la formación de agallas que es también clave en las cascadas de transducción de señales mediadas por auxinas para la formación de raíces laterales. “Nuestra hipótesis central es que los nematodos mediante la inyección de moléculas efectoras negocian con las células vegetales y secuestran parcialmente rutas endógenas de transducción de señales que la planta utiliza de modo habitual para dirigir el desarrollo de las raíces laterales”, señaló.